Conozca los conceptos básicos

Recibir un diagnóstico de cáncer de páncreas es abrumador. Además de no sentirse bien, se adentra en un mundo de tratamientos, procedimientos y palabras que no entiende, mientras enfrenta grandes decisiones y una enfermedad muy grave.

Aquí puede encontrar explicaciones completas, que incluyen diferentes tratamientos y preguntas que debe hacer. Para obtener más información sobre cuáles son los primeros pasos a seguir, lea “Qué hacer si tiene un diagnóstico reciente de cáncer de páncreas”.

Tratamientos

Una vez que su médico sepa cuál es el estadio de la enfermedad, él o ella podrá elaborar un plan de tratamiento. Esto puede incluir cirugías como el procedimiento de Whipple o una pancreatectomía distal, dependiendo de la ubicación del tumor. Casi todos los pacientes reciben quimioterapia. Los medicamentos y tratamientos de quimioterapia más comunes son gemcitabina (Gemzar) y nab-paclitaxel (Abraxane) o una combinación de varios medicamentos llamada FOLFIRINOX (5-fluorouracilo, leucovorina, irinotecán y oxaliplatino). La radioterapia también puede ser una opción, con diferentes tipos de radiación usados con diferentes finalidades. Otra opción es participar en un ensayo clínico, en donde puede recibir el medicamento experimental más avanzado junto con el tratamiento convencional.

La Red Nacional Integral del Cáncer (National Comprehensive Cancer Network, NCCN) publica las pautas que describen los diferentes tratamientos.

Términos que debe conocer

El tratamiento del cáncer de páncreas trae consigo todo un nuevo vocabulario. Estos son algunos de los términos que escuchará con frecuencia.

  • CA 19-9. Además de ser un análisis de sangre que puede indicar el nivel de la enfermedad, la CA 19-9 es una proteína asociada con el cáncer que se puede identificar en el torrente sanguíneo. En pacientes con cáncer de páncreas, los niveles elevados de CA 19-9 tienden a asociarse con una enfermedad más avanzada. Sin embargo, no todos los pacientes con cáncer de páncreas presentan niveles elevados de CA 19-9. De hecho, en casi el 15 % de los pacientes, los tumores no producen esta proteína, por lo que no puede detectarse en la sangre.
  • CEA. Estas son las siglas (en inglés) de antígeno carcinoembrionario. CEA es otro análisis de sangre que puede indicar el nivel de la enfermedad. En algunos pacientes en los que la CA 19-9 es indetectable, se mide el CEA para ver si puede servir como marcador tumoral.
  • Terapia adyuvante y terapia neoadyuvante. Adyuvante significa después de la cirugía, y neoadyuvante, antes de la cirugía. Esto se refiere a cuándo se administra la quimioterapia.
  • Resecable. Esto significa que el tumor puede extirparse mediante cirugía. Un tumor resecable limítrofe se encuentra en una ubicación más compleja para la cirugía (en general, está tocando vasos sanguíneos vitales), y usted deberá recibir un tratamiento neoadyuvante para reducir el tumor y volverlo extirpable.
  • Vía de acceso. Una vía de acceso es un pequeño disco de metal o de plástico que se coloca bajo la piel y que sirve de punto de entrada de la quimioterapia. Un catéter (un tubo blando y delgado) conecta la vía de acceso con una vena grande para que el medicamento de quimioterapia pueda administrarse por todo el cuerpo.
  • Pruebas genéticas y perfil molecular. Las pruebas genéticas se han vuelto habituales para el cáncer de páncreas porque algunos tratamientos funcionan mejor en personas con determinadas mutaciones genéticas. Un tumor también puede analizarse mediante el perfil molecular para encontrar otras mutaciones y biomarcadores, por la misma razón. Las pruebas genéticas o el perfil molecular pueden permitirle participar en ciertos ensayos clínicos.

Para obtener más información, lea los artículos “Dieciocho palabras importantes que debe conocer si tiene cáncer de páncreas” y “Esto o aquello: palabras que debe saber”, o visite nuestro Glosario.

How can I support my loved one during treatment?

Find out more