skip to Main Content

Reducción de las desigualdades en el cáncer de páncreas a través del Programa de investigación oncológica comunitaria (NCORP) del Instituto Nacional del Cáncer

Reducción de las desigualdades en el cáncer de páncreas a través del Programa de investigación oncológica comunitaria (NCORP) del Instituto Nacional del Cáncer
NCORP
Sin importar si vive en el corazón de una ciudad importante o en una comunidad rural remota, la Dra. Worta McCaskill-Stevens está decidida a que usted tenga acceso a una atención de calidad para tratar el cáncer.

Como directora de NCI Community Oncology Research Program (NCORP), la oncóloga médica tiene razones para tener esperanza. La red nacional de investigadores, proveedores de atención para el cáncer, instituciones académicas y otras organizaciones han inscrito con éxito a miles de pacientes de diversas comunidades de todos los Estados Unidos en ensayos clínicos multicéntricos desde su formación en el año 2014.

Esto es importante porque, según un estudio del 2018 publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), las diferencias en las tasas de supervivencia entre los pacientes que residen en áreas rurales y urbanas se reducen considerablemente cuando los pacientes se inscriben en un ensayo clínico para el cáncer. “En los ensayos, se evalúa, trata y sigue a los pacientes de manera uniforme siguiendo un protocolo con pautas estrictas”, dice el Dr. Joseph Unger, un investigador de servicios de la salud y especialista en bioestadística en Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle, Washington, quien lideró el estudio financiado por NCORP. “Esto sugiere que ofrecer a las personas enfermas de cáncer acceso a estrategias uniformes de tratamiento podría ayudar a resolver las desigualdades en los resultados que observamos entre los pacientes de áreas rurales y urbanas”.

Un cuerpo de prestación de atención del cáncer

La investigación clínica del cáncer se ha realizado tradicionalmente en centros médicos académicos, pero la mayor parte de la atención del cáncer ocurre de hecho en la comunidad. Cuando una persona puede participar en estudios de investigación en su propia comunidad, puede permanecer cerca de su familia, amigos y sistemas de apoyo, y de sus médicos locales y organizaciones de salud, explica McCaskill-Stevens.

“Expandir la investigación clínica más allá del ambiente académico permite el acceso a una población de pacientes más numerosa y más diversa en varios entornos de atención médica del ‘mundo real’”, agrega. “Esto puede acelerar la inscripción en ensayos clínicos, permitir estudios de viabilidad de nuevas intervenciones prometedoras y aumentar el carácter generalizable de los hallazgos de los estudios”. Comprometer a los oncólogos de la comunidad en una investigación colaborativa también puede facilitar la adopción de prácticas eficaces, con base en la evidencia, y convertirlas en atención de rutina, observa McCaskill-Stevens.

NCORP incluye siete bases de investigación, que sirven como núcleos para diseñar y realizar ensayos clínicos multicéntricos y estudios de investigación de prestación de atención del cáncer, y 46 comunidades para incluir participantes en el estudio y comprometer a los socios de la comunidad. En la reunión anual más reciente de NCORP, en septiembre de 2018, McCaskill-Stevens informó que el programa en crecimiento ahora cuenta con 960 centros componentes y subcomponentes.

El director del NCI, Norman (Ned) Sharpless, M.D., aprecia el trabajo que NCORP ha realizado para llevar los ensayos clínicos y la atención a las comunidades en todo el país, y se ha comprometido a aumentar la financiación de NCORP. “NCORP es una manera por la cual podemos brindar atención e investigación clínica de calidad a pacientes que de otra forma no podríamos alcanzar”, dijo Sharpless en la reunión.

Igualdad en lugar de desigualdades en el cáncer

Una de las misiones centrales de NCORP es reconocer y reducir las desigualdades en el cáncer: problemas relacionados con el cáncer que afectan de forma desproporcionada a minorías raciales y étnicas y a poblaciones de escasos recursos. Para lograr esto, el programa cuenta con 12 centros comunitarios para minorías y personas de escasos recursos, especialmente designados, en zonas con poblaciones de pacientes compuestas por al menos 30 por ciento de minorías raciales o étnicas o residentes rurales.

Uno de estos centros es el John H. Stroger, Jr. Hospital del condado de Cook. Ubicado en el distrito médico de Illinois en Near West Side de Chicago, el hospital es el componente más grande en la red de seguridad para la atención médica en Chicago y el condado suburbano de Cook. Su participación en la red ha sido un éxito rotundo. Ha reclutado más de 1715 pacientes en ensayos clínicos, y publicó varios estudios en revistas con revisión científica y conferencias.

“Nuestra misión es aplicarnos a la falta de recursos de atención médica accesible para el cáncer para las familias pobres y pertenecientes a minorías en Chicago”, dice el director del sitio Thomas E. Lad, M.D. “El menú de ensayos clínicos que se elige activar está diseñado con vistas a las minorías y los tipos de cáncer que se ven en nuestro hospital”.

La educación y la divulgación también son actividades importantes en el centro, así como el programa en su totalidad. Además de estudios clínicos, los científicos sociales de NCORP también evalúan cómo los sistemas de financiación, las estructuras o los procesos de organización, las tecnologías sanitarias, los proveedores de atención médica y las conductas individuales afectan los resultados del cáncer, el acceso a una atención de calidad, los costos de la atención del cáncer, y la salud y el bienestar de los pacientes y sobrevivientes de cáncer.

Ann Geiger, Ph.D., principal científica en NCORP de su programa Healthcare Delivery Research, explica que la comprensión y el reconocimiento de las desigualdades en la salud continuarán siendo el foco durante los próximos años. Las poblaciones de especial interés incluyen a los adolescentes y adultos jóvenes, los adultos mayores, las minorías raciales y étnicas, minorías por sexo y género y los residentes en zonas rurales.

Como informó en la reunión anual del grupo, el cáncer de páncreas será el foco particular en el año 2019. Para investigar la conexión entre la diabetes de reciente aparición y el cáncer de páncreas, NCORP está ayudando a inscribir a 4000 pacientes al estudio New Onset Diabetes Cohort. Los objetivos de este estudio, que también cuenta con el apoyo del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) y del Pancreatic Cancer Detection Consortium (PCDC), son identificar y seguir una gran cohorte, desarrollar un biobanco, validar clínicamente biomarcadores prometedores del adenocarcinoma ductal de páncreas (PDAC) y desarrollar un protocolo de detección temprana para el PDAC esporádico.


Back To Top