Medicina de precisión desde el inicio del cáncer de páncreas

DNA Purification Shows An Oblong Closed Tube Containing Pink, Orange And Purple Liquid, Held By A Clamp, With A Royal Blue Background Showing A Technician's Hand
Mike Mitchell; Dr. Bruce Chassey Laboratory. National Institute Of Dental Research
Muchas personas hablan de una revolución cuando se refieren a la medicina de precisión.

El Dr. Ben George prefiere hablar sobre su potencial en el marco de la evolución de las terapias existentes. George, oncólogo de Froedtert Hospital y profesor asociado de medicina en Medical College of Wisconsin, cree que la medicina de precisión se puede incorporar con éxito en las fases iniciales del tratamiento del cáncer de páncreas, sin desviarse demasiado del tratamiento convencional actual.

En lugar de esperar años para que se desarrollen medicamentos o se aprueben nuevos tratamientos genómicos, George y sus colegas están trabajando con lo que ya tienen, pero de manera más inteligente. Están usando herramientas genómicas para orientar la selección de tratamientos y la secuenciación.

Pruebas en un ensayo clínico

En el primer ensayo de su clase en personas con cáncer de páncreas en fase inicial, el equipo de cáncer de páncreas de MCW realizó un análisis molecular en tiempo real de los tumores de 130 pacientes para determinar qué regímenes de quimioterapia podrían ser los más eficaces basándose en la biología de cada tumor. Buscaron características de expresión proteica que se sabe que están vinculadas a la sensibilidad a medicamentos o combinaciones de medicamentos específicos, tales como el transportador ENT1, el cual está vinculado a la gemcitabina quimioterapéutica.

Luego, los pacientes recibieron los medicamentos en función de sus perfiles genéticos personalizados. Aquellos pacientes que reunían los requisitos para ser operados recibieron los medicamentos como quimioterapia neoadyuvante, antes de la cirugía. Se tomaron y se analizaron muestras adicionales de los tumores durante la cirugía para orientar las decisiones postoperatorias y tratar cualquier signo de cáncer persistente.

Los resultados iniciales del ensayo de cinco años indican reacciones positivas a los tratamientos recomendados. Se esperan resultados completos, como análisis del índice de resecabilidad, tasa de supervivencia general y supervivencia sin progresión, en menos de un año.

“Estamos muy satisfechos con lo que hemos descubierto hasta ahora”, expresa George. Sin embargo, para George y su equipo lo más importante es el hecho de que el enfoque ha permitido que más pacientes completen el ciclo de quimioterapia y la cirugía posterior.

“Sabemos que a los pacientes normalmente les va mejor cuando completan las tres modalidades del tratamiento: cirugía, quimioterapia y radiación”, observa Susan Tsai, profesora asociada de oncología quirúrgica en Medical College of Wisconsin. No obstante, quienes se someten a cirugía primero pueden tener una recuperación difícil y es posible que no puedan manejar la quimioterapia después, agrega. “Pensamos que si hay una manera de darles terapia dirigida según su perfil, quizás podamos conseguir que más personas se operen”.

Aplicar el perfil molecular al tratamiento

El ensayo forma parte de una exploración más amplia del uso de la quimioterapia neoadyuvante y de la secuenciación de tratamientos alternativos que comenzó en el Pancreatic Program de MCW en 2009.

El enfoque del programa hacia la medicina de precisión es diferente ya que aplica el perfil molecular al tratamiento, se trate de cáncer de páncreas metastásico o curable. George añade que prefiere ser un poco más conservador en el entorno curativo.

“Este es un grupo de pacientes que estamos intentando curar. Existe un límite en cuanto a las libertades que nos podemos tomar”, dice George. “Queremos mantenernos lo más cerca posible del tratamiento convencional. No queremos perdernos una oportunidad curativa”.

Al mismo tiempo, el enfoque permite que los pacientes actuales se beneficien de avances de la medicina de precisión que habían estado fuera de su alcance hasta ahora. El Dr. George observa: “Si usamos la genómica para perfeccionar las terapias de acuerdo con las necesidades individuales, habremos logrado los objetivos de la medicina de precisión”.