skip to Main Content

Pruebas genéticas me llevan a un ensayo de un inhibidor de PARP

Pruebas genéticas me llevan a un ensayo de un inhibidor de PARP

• Cáncer de páncreas en estadio IIb
• Quimioterapia, radiación y cirugía
• Las pruebas genéticas muestran que tengo la mutación de BRCA2
• El cáncer regresa; me inscribo en un ensayo clínico para un inhibidor de PARP

Tengo 73 años y a mediados de junio de 2017 me diagnosticaron cáncer de páncreas en estadio IIb.

En abril y mayo de 2017 fui a ver a mi médico de cabecera, el Dr. Hermann Stubbe, en Cleveland Clinic Florida (CCF) en Weston, porque tenía dolor abdominal constante. Solicitó análisis y una tomografía computarizada. Tengo diabetes tipo 2 y los análisis mostraron un aumento en mi A1C. En la tomografía computarizada, me encontraron una masa en el páncreas. Me derivaron al Dr. Ronnie Pimentel, un gastroenterólogo de CCF, quien realizó una aspiración con aguja fina de la masa, y patología confirmó el diagnóstico de adenocarcinoma de páncreas en estadio IIb. En ese momento, mi familia y yo comenzamos a averiguar sobre los siguientes pasos, incluidos los tratamientos.

Comienza el tratamiento

Sabíamos que necesitábamos tener un equipo de especialistas tanto en oncología médica como en cirugía oncología y procedimos a obtener recomendaciones de tratamiento de médicos, amigos, un representante de atención médica, Internet y los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Esto nos llevó a entrevistar a una serie de médicos y cirujanos oncólogos que tratan el cáncer de páncreas. Decidimos proceder con el tratamiento en Sylvester Cancer Center de University of Miami, donde me reuní con el Dr. Israel Wiznitzer (ahora retirado), el Dr. Peter Hosein y el Dr. Nipun Merchant para consulta. El plan era recibir quimioterapia y radiación, y luego que el Dr. Merchant me evaluara para ver si la cirugía era posible. El Dr. Merchant era optimista respecto de la cirugía y me entusiasmó saber que podía ser candidato para someterme a una pancreatectomía distal y a una esplenectomía después del tratamiento de quimioterapia prequirúrgico. En julio de 2017 comencé el tratamiento con FOLFIRINOX en UM Sylvester, donde recibí unos 10 ciclos de tratamiento.

Fui a Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC) en Nueva York en octubre de 2017. Consulté con el Dr. William Jarnagin, un cirujano oncólogo, para obtener una segunda opinión sobre la cirugía prevista para enero de 2018 con el Dr. Merchant. Después de revisar los resultados de mis pruebas, el informe de patología y las tomografías computarizadas, y de consultar al Dr. Merchant, el Dr. Jarnagin pensó que debería considerar recibir radiación antes de la cirugía para aumentar las probabilidades de obtener un mejor resultado posible de la cirugía. Los comités de tumores, tanto en MSKCC como en UM Sylvester, revisaron mi caso y llegaron a un acuerdo de que debería seguir adelante con radioterapia corporal estereotáctica (SBRT).

Ese otoño tuve cinco tratamientos de radiación en MSKCC con el Dr. Christopher Crane. Después de esto, me sometí a la cirugía, realizada por el Dr. Merchant en UM Sylvester en enero de 2018. La recuperación de la cirugía fue difícil. Tuve bastantes problemas digestivos y dolor gástrico después de la cirugía y perdí 70 libras (aproximadamente 32 kilos) en los siguientes seis meses.

En la primavera de 2018, aproximadamente cuatro meses después de la cirugía, recibí quimioterapia adyuvante con gemcitabina, pero la interrumpí después de cuatro o cinco infusiones. Las tomografías computarizadas de rutina no mostraron progresión del cáncer. Sin embargo, mi apetito era nulo y me diagnosticaron “emaciación o caquexia”. Tuve una consulta con la Dra. Eileen O’Reilly en MSKCC e inmediatamente me llevaron al hospital para que me atendieran. Con el incansable apoyo de mi esposa, Roberta, y mis hijos y nietos, gradualmente recuperé mis fuerzas y ​​mi apetito, y mi salud en general mejoró.

Afortunadamente, las tomografías computarizadas de rutina no mostraron progresión de la enfermedad durante los siguientes once meses hasta febrero de 2019, cuando me hicieron una tomografía computarizada PET y mis médicos descubrieron la enfermedad en dos ganglios linfáticos. De inmediato consulté a la Dra. O’Reilly en MSKCC y al Dr. Hosein en UM Sylvester. Todos estuvimos de acuerdo en que debía volver al tratamiento con FOLFIRINOX, pero después de unos ocho ciclos estaba demasiado débil para continuar.

Por suerte, aproximadamente un año antes me hicieron pruebas genéticas en UM Sylvester y descubrí que soy portador de la mutación de BRCA2. Consulté nuevamente a la Dra. O’Reilly y al Dr. Hosein. Esta vez comenzamos a averiguar sobre ensayos clínicos con un inhibidor de PARP, con la esperanza de que pudiera ayudar, ya que tuve una reacción positiva al FOLFIRINOX y porque tenía la mutación de BRCA. Pensé en recibir PARP en UM Sylvester, pero me enteré del ensayo clínico dirigido por la Dra. Kim Reiss Binder en Abramson Cancer Center de University of Pennsylvania en Filadelfia y decidí ir allí. Habría sido más fácil ir a UM Sylvester, ya que vivo en el sur de Florida y tengo mucha confianza en su atención, pero elegí viajar mensualmente a Abramson en UPenn, principalmente por todo lo bueno que escuché sobre la Dra. Reiss Binder. Quería agregarla a mi equipo de médicos en quienes podía confiar.

La vida en un ensayo clínico con un inhibidor de PARP

Tomo enzimas pancreáticas para ayudar con la digestión y todavía tengo algunos problemas de frío y entumecimiento de los pies (muy probablemente debido a la quimioterapia anterior), letargo y problemas digestivos.

He estado recibiendo rucaparib (Rubraca) por 10 meses. Me tuvieron que reducir la dosis debido a que tuve anemia, pero no ha habido progresión de la enfermedad desde que comencé a recibir PARP. Espero que esto siga funcionando. Sigo viendo al Dr. Hosein con regularidad y mantengo a la Dra. O’Reilly informada sobre mi estado. Cada dos meses, viajo desde el sur de Florida a Filadelfia para recibir tratamiento en el ensayo clínico.

Tenía programado viajar a Filadelfia para ver a la Dra. Reiss Binder en marzo de 2020 para mi visita de ensayo clínico y análisis. Pero debido al riesgo del coronavirus, el equipo del ensayo clínico decidió enviarme el rucaparib y programar una visita de telemedicina con la Dra. Reiss Binder en lugar de hacerme viajar. Repetiremos este protocolo para mi próxima visita de ensayo clínico en mayo de 2020.

Estoy muy agradecido con mi equipo de amables y atentos proveedores de atención médica en UM Sylvester, MSKCC, Abramson Cancer Center y Cleveland Clinic Florida por toda su ayuda. De hecho, sí se necesita un equipo de especialistas para descifrar todo y para ayudar a los pacientes a dar los mejores siguientes pasos. He tenido la suerte de contar con la compañía de una familia y unos amigos maravillosos que me han apoyado en todo este recorrido.


Back To Top