Investigación
29 de enero, de 2024 • 7 Min

El simposio de tumores gastrointestinales de ASCO presenta una gran diversidad de investigaciones sobre el cáncer de páncreas

ASCO GI and Let's Win logos

Hay buenas noticias para quienes padecen cáncer gastrointestinal.

El Simposio de Tumores Gastrointestinales de ASCO de 2024, que tuvo lugar del 18 al 20 de enero en San Francisco, California, destacó una vez más el notable progreso que se está logrando en el diagnóstico y el tratamiento del complejo conjunto de neoplasias malignas del tubo digestivo. El tema del simposio de este año fue “Cómo llevar la atención personalizada al siguiente nivel”. 

El programa siguió su formato tradicional y abordó una especialidad diferente cada día, como el cáncer de colon, de hígado o de páncreas. Sin embargo, este año también hubo tres nuevas sesiones, denominadas “Intersecciones”, concebidas para abordar temas de gran interés. Estas sesiones especiales incluyeron “El papel emergente de la inteligencia artificial[AI] y el aprendizaje automático en la atención clínica”, “El tratamiento de la enfermedad oligometastásica” (el cáncer oligometastásico describe un estadio intermedio del cáncer entre la enfermedad localizada y la ampliamente diseminada) y “El arte y la ciencia del diseño de los ensayos clínicos”.

Lamentablemente, algunos de los tumores gastrointestinales destacados en el encuentro son cada vez más frecuentes entre los jóvenes, incluido el cáncer de páncreas, cada vez más común en las mujeres jóvenes. Los investigadores no saben por qué, pero sospechan que puede deberse al aumento de la obesidad y los cambios en la demografía racial y étnica dentro de los EE. UU. Esto por sí solo enfatiza aún más la necesidad continua de una amplia gama de investigaciones para mantener el impulso y hacer más eficaces los tratamientos para el cáncer de páncreas tanto en estadio temprano como metastásico.

De hecho, el cáncer de páncreas estuvo bien representado por investigadores de todos los rincones del mundo. Los resúmenes, los carteles y las presentaciones se centraron en una gran variedad de temas, incluidas las quimioterapias combinadas y otros tratamientos, las inmunoterapias, la promesa de los inhibidores de KRAS, las desigualdades en la salud y otras investigaciones fundamentales.

Es evidente que toda esta investigación está dando sus frutos. El 17 de enero se anunció que la tasa de supervivencia a cinco años del cáncer de páncreas había aumentado al 13 por ciento, por tercer año consecutivo. Hace tan solo 10 años la tasa de supervivencia a cinco años era del 6 por ciento. El aumento en las tasas de supervivencia se debe principalmente a los pacientes con un diagnóstico de cáncer localizado y a un mejor control de los pacientes diagnosticados en estadios más tempranos, según el grupo de defensa Pancreatic Cancer Action Network (PanCAN).  

Como siempre, Let’s Win cubrirá gran parte de estas investigaciones recientes en los próximos meses. Mientras tanto, esta es una pequeña muestra de la investigación sobre el cáncer de páncreas presentada en el simposio de este año.

El ensayo de fase II EXTEND publica resultados

Los investigadores presentaron los resultados de “Adición de la terapia dirigida a la metástasis a la terapia sistémica estándar para el adenocarcinoma ductal de páncreas oligometastásico (EXTEND): resultados de un ensayo aleatorizado y multicéntrico de fase II”. Se descubrió que entre los pacientes con cáncer de páncreas oligometastásico, la combinación de terapia dirigida a la metástasis (MDT) más terapia sistémica se asoció a una mejor supervivencia sin progresión en comparación con la terapia sistémica por sí sola. Es necesario realizar un mayor análisis en los ensayos de fase III, al igual que la investigación de las posibles implicaciones terapéuticas de la activación inmunitaria sistémica asociada a la terapia dirigida a la metástasis.

Exploración de la relación entre la raza y la no producción de CA 19-9

Los investigadores querían determinar si las tasas desproporcionadas de falta de producción de CA 19-9 pueden deberse a las diferencias raciales en la reacción a la quimioterapia neoadyuvante en pacientes con cáncer de páncreas localizado. También analizaron las diferencias en las mutaciones somáticas entre las personas que producen y no producen CA 19-9. Los investigadores concluyeron que era más probable que los pacientes de raza negra no produjeran CA 19-9. Las personas que no producían CA 19-9 en este estudio también tuvieron tasas mucho peores de reacción patológica importante después del tratamiento neoadyuvante. Además, la falta de producción de CA 19-9 se asoció a tasas más altas de ciertas alteraciones, lo que señala una posible base biológica para las diferencias raciales en la reacción a la quimioterapia.

Cáncer de páncreas y diabetes: los efectos de la raza y los genes

Se ha demostrado que el cáncer de páncreas y la diabetes están relacionados, pero las asociaciones genéticas entre ambos no se han caracterizado bien. El objetivo de este estudio fue identificar patrones raciales y genómicos que relacionan el momento de aparición de la diabetes con el diagnóstico de cáncer de páncreas. Los investigadores encontraron que en una cohorte de pacientes con cáncer de páncreas en un solo centro, las personas de raza negra tenían más probabilidades de que se les diagnosticara diabetes más cerca del diagnóstico de cáncer de páncreas (en lugar de antes), en comparación con otras razas. No se encontró ninguna asociación genómica notable. Creen que esto pone de relieve que un diagnóstico de diabetes puede estar relacionado con desigualdades en la atención médica, en contraposición a las verdaderas diferencias genómicas, y se debe estudiar en conjuntos de datos más amplios.

Pruebas de la línea germinal en el cáncer de páncreas de aparición temprana

El cáncer de páncreas de aparición temprana (EOPC) es aquel que se diagnostica a la edad de 60 años o menos. El diagnóstico se asocia a importantes tasas de mortalidad. Alrededor del cinco al 10 por ciento de los casos de cáncer de páncreas de aparición promedio tienen una etiología germinal subyacente. Actualmente, las pautas de la Red Nacional Integral del Cáncer (NCCN) y ASCO recomiendan pruebas de línea germinal para todos los pacientes con cáncer de páncreas. Sin embargo, existen pocos datos sobre hasta qué punto los pacientes con EOPC se someten a las pruebas de línea germinal recomendadas. Los investigadores descubrieron que en su cohorte de pacientes con EOPC en un gran centro oncológico comunitario con múltiples emplazamientos, el 16 por ciento de los pacientes presentaba variantes patológicas de la línea germinal, una cifra superior a la registrada en pacientes mayores con cáncer de páncreas. Solo el 20 por ciento de los pacientes con variantes patológicas informó tener familiares de primer o segundo grado con cáncer. Los investigadores dicen que esto resalta la importancia de recomendar pruebas de línea germinal independientemente de los antecedentes familiares, incluso entre cohortes de EOPC. Se deben evaluar más investigaciones para aclarar los motivos del rechazo de las pruebas de línea germinal en el EOPC.

Un papel neoadyuvante para la SBRT

Según los investigadores, la radiación puede desempeñar un papel en el tratamiento de pacientes con cáncer de páncreas extirpable quirúrgicamente. Pero el papel de lo que se llama irradiación ganglionar regional (RNI) no está bien definido a pesar de la alta frecuencia de pequeños ganglios cancerosos que se han diseminado desde el tumor principal. El objetivo de este ensayo de fase I fue evaluar la seguridad y la viabilidad de administrar radioterapia corporal estereotáctica (SBRT) a tumores primarios y ganglios regionales, combinada con capecitabina, como enfoque neoadyuvante para los pacientes con cáncer de páncreas operable. Los investigadores descubrieron que la quimiorradiación neoadyuvante con SBRT y capecitabina para la enfermedad primaria y los ganglios regionales es factible y proporcionó una señal prometedora de control local duradero, a pesar de las altas tasas de afectación ganglionar patológica. Los investigadores sugieren continuar los estudios con cohortes de pacientes de mayor tamaño.

Caracterización de la vía de la caquexia en el adenocarcinoma ductal de páncreas

Según los investigadores, este estudio es la caracterización molecular y clínica más amplia de la vía de la caquexia de miostatina/activina en el cáncer de páncreas. (La comunicación de miostatina es una de las vías fundamentales de transducción de señales en el músculo esquelético). Sus datos muestran que una mayor activación de la vía de miostatina/activina se asocia a mediadores inmunitarios, metabolismo de lípidos y activación de genes inflamatorios. Los activadores y represores son factores predisponentes importantes de supervivencia en el cáncer de páncreas. Esta investigación puede conducir a posibles nuevos objetivos terapéuticos.

Desarrollo de tratamientos para mutaciones de KRAS

AMPLIFY-7P es un estudio abierto de fase I y aleatorizado de fase II que evalúa la inmunoterapia anfifílica ELI-002 7P en pacientes con adenocarcinoma de páncreas con mutación de KRAS después de quimioterapia y cirugía de referencia. Cubriremos el ensayo AMPLIFY en mayor detalle en las próximas semanas.