skip to Main Content

La relación entre la diabetes y el cáncer de páncreas

La relación entre la diabetes y el cáncer de páncreas
Amanda Mills; CDC
Nadie tiene en cuenta la glándula en forma de pera, ubicada en el abdomen, llamada páncreas.

Sin embargo, se encarga de numerosas tareas, entre ellas mantener controlado el nivel de azúcar en sangre. Si el azúcar en sangre se descontrola, es posible que llegue a tener diabetes.

Tener diabetes aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades graves, como cardiopatía, nefropatía, problemas vasculares, problemas de visión y accidentes cerebrovasculares. Lo que tal vez no sepa es que la diabetes (tanto de tipo 1 como de tipo 2) también aumenta el riesgo de padecer cáncer de páncreas. De hecho, los médicos conocen la relación entre la diabetes y el cáncer de páncreas desde hace más de un siglo.

Aquí encontrará lo que necesita saber sobre el cáncer de páncreas y la diabetes:

  • El cáncer de páncreas es relativamente poco frecuente; se produce en aproximadamente solo el 1 por ciento de la población general. En los Estados Unidos, se les diagnostica este tipo de cáncer a unas 57,000 personas por año.
  • En el caso de las personas que han tenido diabetes durante un tiempo (más de cinco años), el riesgo de padecer cáncer de páncreas es casi el doble que el de una persona sin diabetes.
  • Si tiene más de 50 años y recientemente le diagnosticaron diabetes, tiene lo que se conoce como diabetes de reciente aparición. La diabetes de reciente aparición aumenta en gran medida el riesgo de padecer cáncer de páncreas. Durante los primeros tres años posteriores al diagnóstico de diabetes de reciente aparición, usted tiene una probabilidad ocho veces mayor de que se le diagnostique cáncer de páncreas en comparación con la población general.
  • Si usted es de raza negra o latino, tiene más probabilidades de padecer diabetes que la población general. Esto significa que el riesgo de que padezca cáncer de páncreas también es mayor; es el doble que el de la población general. Si tiene diabetes de reciente aparición, el riesgo aumenta casi dos veces y media más que el de todas las personas que han padecido diabetes durante más tiempo.
  • Algunas personas con diabetes de reciente aparición padecen una forma especial de la enfermedad llamada de tipo 3c. Este tipo de diabetes se produce debido a un problema en el páncreas, como un tumor pancreático. En este caso, es posible que la diabetes sea un síntoma del cáncer de páncreas. Por lo general, la diabetes de tipo 3c provoca pérdida de peso, mientras que una persona con diabetes de tipo 2 suele aumentar de peso antes de ser diagnosticada.

Si bien estas estadísticas pueden ser alarmantes, relativamente pocos pacientes con diabetes llegan a padecer cáncer de páncreas. Para ser claros, la diabetes es un diagnóstico muy común en todo el mundo. Y el cáncer de páncreas es relativamente poco común.

La diabetes en números

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se espera que alrededor del 40 por ciento de los adultos en los Estados Unidos padezcan diabetes de tipo 2 durante su vida. En el caso de hombres y mujeres de origen hispano, ese índice aumenta al 50 por ciento. En un estudio publicado en la revista Journal of the National Cancer Institute, se realizó un seguimiento a alrededor de 50,000 hombres y mujeres de origen afroamericano e hispano mayores de 50 años durante aproximadamente dos décadas. Cuando comenzó el estudio, ninguna de las personas que participaron en él tenían diabetes ni cáncer de páncreas. Durante los 20 años que duró el estudio, los investigadores determinaron que la diabetes se desarrolló en 16,000 participantes y alrededor de 400 llegaron a padecer cáncer de páncreas. Lo que es importante resaltar aquí es que el riesgo de padecer cáncer de páncreas fue del 2.5 por ciento entre las personas que presentaron diabetes durante el período del estudio. Recuerde que todos los participantes del estudio tenían más de 50 años. Compare esto con el 1 por ciento de la población general de personas con diabetes que tiene riesgo de padecer cáncer de páncreas.

¿Qué debería hacer?

Lo más importante es controlar su diabetes. Las mismas medidas que tome para evitar que su diabetes empeore también pueden reducir el riesgo de cáncer de páncreas. Esto significa que debería tomar los medicamentos que le hayan recetado, alimentarse de manera saludable, ejercitarse regularmente y no fumar. De hecho, fumar es uno de los factores de riesgo principales para el desarrollo del cáncer de páncreas. Debido a que no solo empeora la diabetes sino que también aumenta significativamente el riesgo de efectos secundarios graves, como tener un accidente cerebrovascular, dejar de fumar es muy recomendable por muchas razones.

¿Qué sucede con las pruebas de detección?

A diferencia del cáncer de mama, de próstata o de colon, no existe una prueba de detección sencilla para el cáncer de páncreas. Pero si más de un familiar ha tenido esta enfermedad, eso cambia el panorama. El riesgo de tener cáncer de páncreas puede heredarse, al igual que el cáncer de mama. Algunas mutaciones genéticas hereditarias, como el BRCA (que se asocia con el cáncer de mama, ovario y próstata), entre otros factores, pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de páncreas. En ese caso, es posible que usted reúna los requisitos para que le realicen pruebas de detección especializadas e incluso para participar en ensayos clínicos. Si tiene cualquier inquietud sobre su riesgo de padecer cáncer de páncreas, consulte con su médico. Su médico puede ponerle en contacto con un asesor genético que puede ayudarlo a identificar su riesgo y asesorarlo sobre lo que debería hacer.

Siempre a su lado

Investigadores de todo el mundo continúan estudiando la relación entre la diabetes y el cáncer de páncreas. La esperanza es que algún día los médicos puedan identificar a las personas con diabetes que tienen el mayor riesgo de padecer cáncer de páncreas. Esto es importante porque a menudo el cáncer de páncreas se diagnostica después de que se ha propagado, cuando es muy difícil tratarlo.


Back To Top