Ir más allá para recibir tratamiento, ¿o no?

Community Hospital Side By Side With Large Hospital
left: mhabegger1, Flickr; right: Chris Spielmann, National Cancer Institute
Le han dado el diagnóstico: cáncer de páncreas. ¿Ahora qué?

Su familia se está esforzando por conseguir el mejor tratamiento posible y propone hospitales nacionales dedicados al cáncer o centros médicos académicos prestigiosos. Pero usted preferiría no tener que viajar a una ciudad grande para obtener tratamiento con regularidad.

La decisión acerca de dónde realizar el tratamiento puede ser abrumadora, pero no es imposible. Existen beneficios tanto de los hospitales comunitarios como de los centros académicos, e incluso puede ser posible obtener lo mejor de ambos.

¿Los centros especializados en cáncer equivalen a un mejor tratamiento?

Para Karen Bird, el beneficio de los centros dedicados al cáncer es evidente. “A diferencia de otros hospitales, los centros dedicados exclusivamente al cáncer tratan pacientes que padecen cáncer, con tratamientos y actividades de investigación de última generación que a menudo ofrecen las mejores posibilidades de recibir un tratamiento exitoso contra el cáncer”, dice.

Bird es directora ejecutiva de Alliance of Dedicated Cancer Centers, un consorcio de 11 instituciones que se concentran particularmente en el cáncer (incluidos Dana-Farber Cancer Institute, MD Anderson Cancer Center y Memorial Sloan Kettering Cancer Center), por lo que es vocera de la atención integral del cáncer con bases científicas. “Gran parte del progreso en la comprensión de la biología del cáncer y el tratamiento eficaz se atribuye directamente al trabajo de nuestros 11 centros”, añade.

También señala algunas estadísticas que respaldan su entusiasmo. Su organización encargó un análisis de 46,762 pacientes del plan de pago por servicio de Medicare que comenzaron a recibir quimioterapia intravenosa para el tratamiento del cáncer de mama, colon, pulmón, ovario, páncreas o próstata en 2010 y 2011, y a los que se realizó seguimiento hasta el 2014. En el estudio se halló que los pacientes tratados en los centros dedicados al cáncer tuvieron de 17 a 33 por ciento menos de riesgo de muerte dentro de los 36 meses de comenzada la quimioterapia que los pacientes tratados en otros tipos de hospitales.

“Los datos sobre la supervivencia son importantes, pero con frecuencia, los pacientes que padecen cáncer no cuentan con ellos cuando intentan tomar decisiones informadas con respecto a las opciones de tratamiento”, explica Bird. “Cuando se trata de los índices de supervivencia para algunos de los tipos de cáncer más frecuentes, el tipo de hospital importa”.

La red más amplia de 70 centros de cáncer designados por el NCI también son conocidos por su experiencia y capacidad para tratar todos los tipos de cáncer, incluidos cánceres raros y complejos. Junto con los centros médicos académicos, es posible que ofrezcan la variedad más amplia de tratamientos nuevos mediante ensayos clínicos, y es posible que sean la única opción para pacientes con determinados tipos de cáncer.

¿Más pequeño significa más personal?

El Dr. Christopher Sumey está de acuerdo en que la experiencia es fundamental cuando se trata a pacientes con cáncer de páncreas, en particular los que son candidatos a cirugía. “El procedimiento de Whipple es una de las cirugías más complejas y complicadas por las que puede atravesar un paciente”, dice. “Usted quiere estar en un lugar donde el cirujano haya hecho muchos de estos procedimientos. Los pacientes deberían sentir que tienen la absoluta libertad y derecho de preguntarle a su cirujano cuántos procedimientos realiza”.

Una investigación publicada en 2017 respalda las afirmaciones de que los resultados del tratamiento en los hospitales que tratan muchos casos (es decir, que realizan por lo menos entre 15 y 20 cirugías por año) son mejores. Pero eso no necesariamente descarta a los hospitales comunitarios.

Sumey es oncólogo médico en Sanford Health, el sistema integrado de atención médica rural sin fines de lucro más grande de la nación, con 45 hospitales y 289 clínicas en nueve estados y tres países. Con base en el Centro de cáncer Sanford en Sioux Falls, Dakota del Sur, Sumey es uno de los nueve oncólogos médicos y varios otros especialistas que tratan allí a miles de pacientes con cáncer por año. Esto incluye aproximadamente entre 50 y 75 nuevos casos de cáncer de páncreas y aproximadamente entre 20 y 25 cirugías por año. “Confío plenamente en las capacidades que tenemos aquí en nuestro centro”, dice.

No todos los pacientes con cáncer de páncreas son candidatos para cirugía, y la gran mayoría de los pacientes terminan recibiendo quimioterapia. Alrededor de la mitad también recibe tratamiento de radiación. “Es necesario estar en un lugar donde todo el equipo tenga mucha experiencia, no solo los médicos sino también los enfermeros y demás personal de apoyo que administrarán algunos de los tratamientos y le ayudarán a atravesarlos”, dice Sumey. “Debería preguntar qué tipo de apoyo tendrá si algo sale mal”.

Otro beneficio de ser parte de una red de hospitales locales es el acceso a una amplia variedad de servicios médicos. El cáncer puede traer, o causar, problemas relacionados, como problemas pulmonares o diabetes. “No importa qué otros problemas médicos surjan fuera de la clínica, hay especialistas excelentes a unos cuantos pasos”, agrega.

Sanford Health fue uno de los primeros centros de investigación comunitaria del Programa de investigación oncológica comunitaria (NCORP) del Instituto Nacional del Cáncer, lo que significa que sirvió de ejemplo de cómo llevar la atención del cáncer de nivel NCI a las áreas rurales. También significa que el centro, y sus filiales rurales, siguen teniendo acceso a una variedad de ensayos clínicos. Es una de las cosas que atrajo a Sumey al centro.

“Realmente funcionamos como los centros académicos más grandes y competimos con muchos de los recursos”, señala. “Podemos ofrecer las últimas opciones de tratamiento y podemos hacerlo cerca de casa, de manera que los pacientes no tengan que viajar”. También hay suficiente enfoque comunitario para que los pacientes no se pierdan en la confusión, agrega.

“Siempre estamos intentando encontrar nuevas formas, no tan solo de vivir más tiempo sino de vivir mejor”. “Aquí realmente conocemos a nuestros pacientes”, dice Sumey. “Los pacientes me dicen que todavía se sienten valorados como personas. Saber de dónde vienen nuestros pacientes, tanto literalmente en términos de geografía como figuradamente en términos de sus situaciones de vida, nos permite individualizar mejor su atención para tratarlos mejor donde se encuentran”.

Según el caso

El Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana contra el Cáncer, coincide en que no todos los pacientes tienen que hacer un esfuerzo adicional, o ir más allá, para recibir atención de calidad. Como le dijo a U.S. News and World Reports: “Para las enfermedades frecuentes y los problemas frecuentes, tenemos buenos datos que demuestran que un hospital comunitario y un médico comunitario pueden hacer un muy buen trabajo. Y de hecho, a veces, pueden hacer un mejor trabajo que un centro de atención especializada”.

Las docenas de enfermeros de quimioterapia en los hospitales más grandes podrían administrar una amplia variedad de tratamientos a muchos más pacientes, pero quizás estarán menos familiarizados con las combinaciones convencionales que usted necesita, dijo.

No debería subestimar la conveniencia que los hospitales comunitarios pueden ofrecerle, agregó. A menudo, los pacientes demoran menos tiempo en realizarse radiografías y otras pruebas y tienen menos tiempo de espera para ver a sus médicos, por ejemplo. Además, es más probable que respeten su régimen de tratamiento. En un estudio de la Sociedad Americana contra el Cáncer se halló que los pacientes que tienen que viajar más lejos para ir a las citas tienen una menor probabilidad de recibir quimioterapia adyuvante (se proporciona después de la cirugía para reducir la probabilidad de reaparición del cáncer).

Para casos complejos, sin embargo, Brawley sugirió centros especializados u hospitales de nivel superior. “Los centros de atención especializada tienden a ser mucho mejores en la atención de los tipos de cáncer poco comunes”, dijo.

Let’s Win ha recopilado una lista descargable de los principales hospitales escuela y centros de cáncer en cada estado de Estados Unidos, entre ellos, muchos centros de cáncer designados por el NCI. No todos estos centros se especializan en cáncer de páncreas.

Muchos centros de cáncer locales están afiliados a otros centros de investigación importantes, y usted puede recibir excelente atención en un centro local que puede ser más conveniente y estar más cerca de su casa.

Esta es una lista en desarrollo y se reciben sugerencias.