Exploración de la eficacia de un medicamento de tipo experimental

Microscopy Image Of A Tumor Section (obtained From A Mouse Tumor Model) Shows The Blue-stained Nanoparticles Selectively Accumulating In The Peripheral Tumor Area And Then Penetrating Into Tumor Cells
Lily Yang, M.D., Ph.D., and Hui Mao, Ph.D., National Cancer Institute, National Institutes of Health
¿Ayuda el hecho de agregar al tratamiento convencional un medicamento novedoso a controlar la propagación del cáncer de páncreas avanzado en pacientes con la mutación BRCA?

En un ensayo clínico, se estudia de cerca esta cuestión utilizando medicamentos convencionales de quimioterapia que se administran para casos de cáncer de páncreas metastatizado y agregando un nuevo grupo de medicamentos conocidos como inhibidores de PARP. El ensayo es para pacientes portadores de la mutación BRCA o la mutación relacionada PALB2.

Comparación de las combinaciones de medicamentos

En este ensayo, se asignará a los participantes al azar para recibir ya sea gemcitabina y cisplatino, o gemcitabina y cisplatino más veliparib, el cual es un inhibidor de PARP. Un tercer grupo solo recibirá veliparib experimental por un tiempo breve. En el estudio, los investigadores comparan la eficacia de las combinaciones de la quimioterapia.

La gemcitabina se convierte en dos metabolitos que causan la muerte celular. Una reduce la cantidad de proteínas disponibles para producir ADN; la otra acorta las cadenas de ADN. El cisplatino es un derivado del platino que altera el ADN y destruye las células cancerosas.

Cómo funcionan los inhibidores de PARP

La enzima PARP es importante para la reparación de pequeñas divisiones que hay en cadenas individuales de DNA. Los medicamentos que bloquean la acción de PARP, inhibidores como veliparib, el medicamento que se emplea en este estudio, hacen que la enzima sea menos eficaz en la reparación de las pequeñas divisiones. Cada vez que el ADN hace copias de sí mismo, es decir, se replica, esas divisiones en las cadenas también se copian, lo que hace que la célula muera. Las células cancerosas replican su ADN con más frecuencia que las células normales, motivo por el cual los inhibidores de PARP pueden ser una parte eficaz del tratamiento del cáncer.

Las mutaciones BRCA principalmente se heredan y son más comunes entre personas de origen judío askenazí, noruego, holandés e islandés. Los genes BRCA1 y BRCA2 normalmente funcionan como proteínas supresoras de tumores y aseguran que el ADN dañado se repare debidamente. Cuando los genes BRCA sufren mutaciones, el ADN no se repara debidamente, lo cual causa más mutaciones y aumenta la probabilidad de tener cáncer. El gen PALB2 funciona estrechamente con el gen BRCA2. Las personas que son protadoras de estas mutaciones tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama, de ovario y particularmente de páncreas para quienes portan la mutación PALB2.

Debido a que el ADN de las personas que tienen las mutaciones BRCA y PALB2 no se repara debidamente, existe la posibilidad de que los inhibidores de PARP sean particularmente eficaces para su tipo de cáncer.

Le alentamos a que pregunte a sus médicos sobre ensayos clínicos que puedan ser adecuados para usted. En el sitio web ClinicalTrials.gov se ofrecen más detalles sobre este ensayo y muchos otros. Puede visitar Clinical Trial Finder para ver una lista de todos los ensayos clínicos activos para el cáncer de páncreas.