skip to Main Content

Tratamiento del cáncer de páncreas durante la pandemia de COVID-19

Tratamiento del cáncer de páncreas durante la pandemia de COVID-19
Alissa Eckert, MS; Dan Higgins, MAM; CDC
Estamos en la era del COVID-19, el nuevo coronavirus que cambió la vida de maneras inimaginables hace solo unos meses.

Muchos de nosotros aún estamos tratando de acostumbrarnos a trabajar desde el hogar. Otros, como los profesionales médicos y de emergencia, intentan mantenernos seguros, al tiempo que buscan un equilibrio entre sus necesidades y las de sus familias. Salir a la tienda de comestibles (donde hay gran cantidad de alimentos disponibles) se ha convertido en un ejercicio de paciencia, y a veces da miedo exponerse al COVID-19.

Si está leyendo el sitio web de Let’s Win, es porque el cáncer de páncreas le ha afectado de alguna manera. Quizás esté recibiendo tratamiento actualmente o haya finalizado el tratamiento y esté esperando el resultado. Quizás a usted, o a algún ser querido, le diagnosticaron la enfermedad recientemente. Tal vez usted es el cuidador de una persona con cáncer de páncreas. No hay un único enfoque en este nuevo mundo sobre cómo protegernos mejor del COVID-19, especialmente si es un enfermo con cáncer o si cuida de alguien con cáncer.

Todos los meses Let’s Win organiza PancChat, un chat de Twitter donde los pacientes, guiados por un equipo de expertos en cáncer de páncreas, se informan sobre ensayos clínicos y nuevos tratamientos. Dado que todo el mundo está pensando en COVID-19, el PancChat más reciente se centró en lo que los centros de atención de cáncer están haciendo para proteger a los pacientes con cáncer y al mismo tiempo brindar una atención óptima.

Nadie conoce todas las respuestas, pero sabemos esto: todos los profesionales de la salud, junto con los expertos locales, estatales y nacionales están haciendo su mayor esfuerzo para superar la propagación de la pandemia y “aplanar la curva” del COVID-19. Recuerde que el distanciamiento social (un término con el que ya nos hemos familiarizado bastante) no significa aislamiento social. Manténgase en comunicación con sus seres queridos por teléfono, textos o chats de video. Y tenga en cuenta que puede contar con Let’s Win.

Respuestas a preguntas importantes sobre el COVID-19 y el tratamiento

Esto es lo que destacados médicos y científicos en la vanguardia de la investigación y el tratamiento del cáncer de páncreas dijeron sobre el cáncer de páncreas y COVID-19.

Una pregunta que todos nos hacemos es si los pacientes que están recibiendo o por comenzar un tratamiento activo, como quimioterapia, deberían retrasar el tratamiento. No hay una respuesta correcta o incorrecta, indica el oncólogo gastrointestinal Dr. Alok Khorana, de Cleveland Clinic (Ohio). Iniciar o no la quimioterapia, o suspenderla, depende del caso de cada paciente, agrega el Dr. Shaalan Beg, experto en cáncer de páncreas de UT Southwestern Medical Center en Dallas, Texas. “Pregúntese qué tan eficaz es la quimioterapia y cuál es el riesgo del tratamiento. También si este paciente se encuentra mejor en su hogar que en el consultorio del médico.”

¿Cómo afecta el COVID-19 el tratamiento del cáncer de páncreas? Naturalmente, todos los médicos analizan los posibles riesgos y beneficios de todos los tratamientos, pero el COVID-19 ha agregado un nuevo giro a este análisis. La Dra. Gagan Brar, oncóloga gastrointestinal de Weill Cornell Medicine (Nueva York), se inclina por mantener un ciclo de quimioterapia paliativa (a partir del 15 de marzo) mientras se evalúa con cada paciente los riesgos y beneficios. Sin embargo, agrega que considera la quimioterapia adyuvante según el caso.

Los médicos y científicos aprenden cada día más sobre el COVID-19, sus efectos y la propagación en la población general. Lo que sabían mucho antes de que el COVID-19 apareciera, es que los pacientes con cáncer, dada la naturaleza de la enfermedad y los tratamientos, corren más riesgo de infección. “Cada vez es más claro, aunque aún hay mucho que aprender y entender, es que los enfermos con cáncer corren mucho más riesgo de sufrir complicaciones e incluso la muerte por el COVID-19”, dice el Dr. Michael Pishvaian, oncólogo gastrointestinal de Johns Hopkins en Baltimore, Maryland. “Desafortunadamente, esto solo hace más difícil decidir si tratar o no la enfermedad.”

¿Qué medidas específicas se están tomando para proteger a los pacientes en las consultas o que tienen un control programado? Se cree que una manera en que se transmite el COVID-19 es a través de portadores asintomáticos (personas que tienen COVID-19 pero que no presentan síntomas). Los médicos deben buscar un equilibrio para mantener a los pacientes inmunodeprimidos en salas de espera públicas y consultorios. Muchos médicos coinciden en que cancelar las consultas de rutina es la manera de reducir los riesgos para todos. “Reducir la cantidad de visitas y de sitios donde deben estar los pacientes” es una estrategia, dice Pishvaian. “Hemos estado separando los días de ‘visita’ telefónica/telemedicina con el médico del día de la quimioterapia”, lo cual significa que los pacientes llegan y van directamente al área de infusiones.

Recordemos que muchos pacientes, incluso antes del COVID-19, preferían no ir a las citas en persona, dice Beg. También es de vital importancia que todos los centros de cáncer tengan un plan establecido. “Nadie sabe cuál es el plan correcto o perfecto, pero no se puede tomar decisiones sobre la marcha”, explica Pishvaian, y agrega que muchos centros de cáncer han establecido “centros de comando” para difundir un plan uniforme. Los médicos también están cambiando cómo se reúnen. Por ejemplo, en vez de reunirse en persona en las juntas que evalúan tumores (un análisis conjunto entre expertos para determinar el mejor curso de tratamiento para un paciente), lo hacen de manera virtual, lo cual ha funcionado bien para todos los involucrados.

¿Qué consejo se les puede dar a los pacientes enfermos, es decir, con efectos secundarios del tratamiento u otra enfermedad? “Pienso que antes de apresurarse a ir a la sala de emergencias o al consultorio médico, debe determinar si su centro de cáncer ya ha establecido televisitas o consultas por video”, dice el Dr. Pashtoon Kasi, hematólogo y oncólogo de University of Iowa Health Care (Iowa City), pero esto depende de la situación. “Si es grave, por supuesto, (vaya a) la sala de emergencias.”

¿Existen medicamentos para tratar el COVID-19? La Dra. Allyson Ocean de Let’s Win y Weill Cornell quería información sobre el tratamiento con medicamentos. La prensa ha informado sobre médicos que usan hidroxicloroquina/cloroquina para prevenir la infección por coronavirus. La combinación se le administró prácticamente a todos durante el brote en China. Ocean observa que el Dr. Anthony Fauci (director del National Institute of Allergy and Infectious Diseases) ha dicho que es demasiado temprano para dar una recomendación formal para el uso generalizado de estos medicamentos, pero que se están llevando a cabo y acelerando ensayos clínicos.

Actualmente “muchos hospitales recomiendan una combinación de Kaletra no aprobada más hidroxicloroquina en pacientes con síntomas importantes de COVID-19”, indica el Dr. Anirban Maitra, director científico del Centro de investigación de cáncer de páncreas Sheikh Ahmed Bin Zayed Center de MD Anderson Cancer Center, en Houston, Texas. (Kaletra es un medicamento antirretrovírico para tratar la infección por VIH). En Seattle, al igual que en otros lugares, se están realizando ensayos de un antivírico llamado remdesivir (desarrollado por Gilead). Además, continúa la investigación de vacunas.

¿Por qué los enfermos con cáncer corren mayor riesgo?

Los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas graves son quienes corren el mayor riesgo de contraer el COVID-19, según el informe de Mayo Clinic COVID-19: What Patients With Cancer Should Know (Lo que los pacientes con cáncer deben saber).

Los enfermos con cáncer pueden correr un riesgo mayor de infección y de sufrir síntomas más graves, aunque temporalmente, debido a sus sistemas inmunitarios debilitados por el tratamiento del cáncer, explica el Dr. Rafael Fonseca, hematólogo y director interino de Mayo Clinic Cancer Center. Sin embargo, por ahora no hay mucha información. “Por lo que sabemos, la infección del COVID-19 parece ser más difícil, agresiva y con peores desenlaces en personas que, en general, están enfermas y son de edad avanzada”, expresa Fonseca. “Y lo que estamos viendo es que esos efectos predominan en los hombres mayores.”

Dado que el cáncer abarca más de 100 enfermedades, hay diferentes implicaciones según el paciente, aunque a quienes tienen enfermedad avanzada o que reciben tratamientos inmunosupresores “les afectaría el sistema inmunitario más que al promedio y, particularmente en esos grupos de pacientes, deberíamos pensar en un diferente enfoque para su atención”, agrega.

Algunos tratamientos podrían, de hecho, afectar el modo en que una persona combate la infección. Por ejemplo, si hay una disminución de glóbulos blancos, hay mielodepresión. La mielodepresión reduce las células llamadas neutrófilos, que desempeñan un papel en las infecciones bacterianas. Otros tratamientos pueden afectar el sistema inmunitario y los linfocitos. “De modo que quizás eso sea más importante para los virus”, dice Fonseca, y agrega que esto es “todo especulativo porque realmente no tenemos información en este momento.”

Anima a los pacientes con cáncer a seguir hablando con sus oncólogos para obtener información sobre su cáncer y tratamiento específico.

Hay una gran cantidad de información sobre el COVID-19. Parte de esa información es difícil de precisar, ya que aparentemente cambia cada hora. Desafortunadamente, parte de esa información son rumores. Lo más importante que puede hacer es comunicarse con su equipo de atención médica para determinar lo que debe hacer según su situación particular. Es muy probable que el sitio web de su hospital también tenga información importante para guiarlo por esta difícil época.

Para obtener más información
Algunos de los principales centros médicos de la nación publican excelente información. Por ejemplo:

Además, por supuesto, manténgase actualizado con información de alta calidad de los CDC y la OMS, al igual que de sus departamentos de salud locales y estatales.


Back To Top