skip to Main Content

Comprender qué significa “Aplanar la curva” y por qué es importante

Comprender qué significa “Aplanar la curva” y por qué es importante
Johannes Kalliauer/CC BY-SA 4.0
Desde mediados de marzo, muchas partes de los Estados Unidos han estado bajo órdenes de distanciamiento social para “aplanar la curva” de la infección de la COVID-19. Pero ¿qué significa eso?

Dicho de manera simple, “aplanar la curva” significa reducir la tasa de enfermedades para que el sistema de atención médica tenga suficientes camas, personas y equipos para tratar a todos los enfermos.

¿Qué significa “aplanar la curva”?

Como sabemos, la COVID-19 se propaga muy fácilmente. Muchas personas pueden portar el virus sin mostrar síntomas y exponer a otros antes de enfermarse, si es que se enferman.

Los investigadores de la pandemia crearon un gráfico con el número de personas enfermas en el eje vertical y el momento desde la primera enfermedad en el eje horizontal. La curva del gráfico muestra cuántas personas se enferman durante un período determinado. Si muchas personas se enferman en un período corto, la curva es empinada, como una montaña alta. Si el mismo número de personas se enferma durante un período más largo, la curva tiene una forma más plana con una pendiente mucho más suave, como una colina amplia.

También en este gráfico hay una línea adicional que muestra la capacidad del sistema de atención médica. Este es el número de camas de hospital, trabajadores de atención médica y suministros disponibles para atender a los pacientes más enfermos.

Cuando todos se enferman a la vez (una curva empinada), la cantidad de personas que necesitan hospitalización puede superar con creces la capacidad del sistema de atención médica. Esto significa que es posible que los pacientes muy enfermos no reciban el tratamiento adecuado. De hecho, esto sucedió en el pico de la infección por COVID-19 en Italia.

Si la misma cantidad de personas se enferma durante un período más largo, menos personas necesitan hospitalización al mismo tiempo; el sistema de atención médica no resulta abrumado y todos pueden recibir tratamiento. En Nueva York, se desaceleró la tasa de infección y, aunque el sistema de atención médica estuvo muy exigido, Nueva York no se quedó sin camas ni equipos.

Si la curva se aplana, ¿por qué no se acaba la pandemia?

Si las recientes tasas de hospitalización y mortalidad de Nueva York indican que la curva probablemente se ha aplanado, esto significa que todos pueden volver a sus rutinas normales, ¿verdad? ¡INCORRECTO!

El aplanar la curva solo se aplica a la capacidad del sistema de atención médica, no a la presencia real del virus en la comunidad. La COVID-19 todavía se está propagando, por lo que las personas deben continuar las prácticas de distanciamiento social hasta que logremos una mejor vigilancia, mejores pruebas de detección y un tratamiento más eficaz. De lo contrario, el número de casos aumentará, lo que hará que la curva vuelva a ser empinada.


Back To Top