skip to Main Content

El estudio canadiense NeoPancONE se centra en la validación de biomarcadores

El estudio canadiense NeoPancONE se centra en la validación de biomarcadores
No es necesario ser un científico para entender el concepto de los biomarcadores.

Son simplemente las características del cuerpo que se pueden medir. Las lecturas de temperatura, presión arterial, glucosa y colesterol son buenos ejemplos de biomarcadores que pueden dar información a su médico sobre su salud. Los médicos y los investigadores dependen de los biomarcadores para muchos usos, que incluyen diagnóstico, estadificación de una enfermedad, monitoreo de una respuesta clínica a un medicamento y pronóstico de enfermedades, entre otros.

Un nuevo estudio de fase II que se realiza en Canadá, llamado NeoPancONE, se concentra en validar una proteína diminuta llamada GATA6 como un posible biomarcador de la respuesta en pacientes con cáncer de páncreas resecable inicial que reciben quimioterapia neoadyuvante (antes de la cirugía) y adyuvante (después de la cirugía).

Para los pacientes que son candidatos para la cirugía, este tipo de intervención, junto con la quimioterapia adyuvante, ofrece la mejor oportunidad de cura o supervivencia a largo plazo. El dilema es que muchos de estos pacientes están demasiado debilitados después de la cirugía como para beneficiarse de la posible ayuda adicional del tratamiento quimioterapéutico adyuvante. Por lo tanto, en la actualidad, la quimioterapia neoadyuvante está ganando terreno para los pacientes idóneos. Su objetivo es exponer a un paciente desde el principio a una terapia sistémica que pueda tratar cualquier enfermedad micrometastásica, reducir el riesgo de diseminar o esparcir en el cuerpo células cancerosas durante la cirugía, y potencialmente reducir un tumor, lo que facilita la intervención quirúrgica para el paciente. Sin embargo, no todos los pacientes responden a la quimioterapia, y los investigadores desean averiguar qué pacientes se pueden beneficiar más. Una forma de hacerlo es analizar la biología del tumor y encontrar un biomarcador que pueda brindar información por adelantado de cómo el tumor de una persona podría responder a un tratamiento con medicamentos.

Los participantes del estudio en el ensayo NeoPancONE recibirán FOLFIRINOX modificado (mFOLFIRINOX) en el entorno neoadyuvante. En el entorno adyuvante posquirúrgico, recibirán mFOLFIRINOX u otro régimen. Los investigadores del ensayo NeoPancONE quieren demostrar que GATA6 realmente puede actuar como un biomarcador, informar a los médicos y a sus pacientes con cáncer de páncreas operable sobre quiénes se beneficiarían más del tratamiento quimioterapéutico en el entorno neoadyuvante y, finalmente, sobre qué medicamentos pueden funcionar mejor según el tipo de tumor.

“Este ensayo es un pequeño paso, el primer paso en el intento de mostrar que GATA6 es un biomarcador útil”, dice la investigadora principal Jennifer Knox, M.D., FRCPC, codirectora del Wallace McCain Centre for Pancreatic Cancer, Princess Margaret Cancer Centre, Toronto. “No estamos cambiando el tratamiento convencional en este ensayo, por lo que no se está aleatorizando a los pacientes. Más bien, los pacientes dan su consentimiento a un enfoque convencional con el conocimiento de que vamos a observar de cerca el tumor en la biopsia inicial y en la cirugía”.

La idea de NeoPancONE surge de los descubrimientos del ensayo COMPASS

En el Simposio de cáncer gastrointestinal 2019, los investigadores presentaron datos del ensayo COMPASS canadiense. En el ensayo, se reclutaron pacientes de forma prospectiva antes de la quimioterapia de primera línea para la secuenciación del ARN y del genoma completo del tumor.

COMPASS se centró en aquellos con cáncer avanzado y los dos regímenes convencionales utilizados como tratamiento de primera línea, explica Knox, y agrega que mFOLFIRINOX y gemcitabina-nab-paclitaxel son los regímenes de primera línea utilizados en esta población. “Pero no tenemos ninguna estrategia en relación con los biomarcadores que elegimos para los tratamientos convencionales”, agrega. “Realmente ha sido una cuestión de criterio clínico y preferencia del paciente. Por lo que no sabemos quién tendrá una mejor respuesta a qué régimen”.

Los datos de los 150 pacientes en la población por intención de tratar mostraron que la supervivencia general fue casi cuatro meses más prolongada para aquellos que tenían un tipo de tumor llamado firma de expresión de ARN de Moffitt modificada clásica en comparación con aquellos que tenían una firma de tipo basal. La supervivencia general fue más de dos meses mayor para aquellos que tenían una expresión alta frente a una expresión baja de GATA6. Entre el subgrupo de pacientes que recibieron mFOLFIRINOX, aquellos que tenían la firma clásica presentaron dos tercios menos de probabilidades de morir que los que tenían la firma de tipo basal. La cohorte de tipo basal, que tenía GATA6 bajo, puede ser más resistente a mFOLFIRINOX, mientras que aquellos dentro del llamado grupo clásico y con GATA6 alto pueden tener mejores resultados con mFOLFIRINOX, dice Knox.

El próximo paso es reproducir los datos. “Del ensayo COMPASS obtuvimos la pista de que el grupo clásico funcionó mejor con mFOLFIRINOX en comparación con el grupo basal”, afirma Knox. Otros investigadores también han visto esto, y ahora todos sabemos que los casos de cáncer de páncreas no son todos iguales. Comenzamos a observar un gen, GATA6. Simplemente, se lo puede medir en una muestra de patología. No es necesario hacer mucho trabajo de secuenciación complicado para evaluarlo.

“Entonces, lo que hizo GATA6 fue permitirnos separar los tumores clásicos de los basales, y nos mostró diferentes respuestas a la quimioterapia. Ahora es el momento de probar si esas posibles diferencias se pueden ver en la población anterior de pacientes con tumores resecables. Y si podemos demostrarlo, de repente tendremos una herramienta clínica potencial: la medición de GATA6 en una biopsia de referencia, que puede ser realmente beneficiosa para los pacientes”.

Debido a que estos resultados preliminares del ensayo COMPASS se centraron en el cáncer avanzado, es importante ver si se pueden reproducir entre los pacientes que son candidatos a cirugía. “La cirugía es la única posibilidad de cura, pero necesitamos un enfoque más dirigido sobre la mejor manera de tratar a los pacientes con una terapia sistémica, tanto antes como después de la operación”, dice Knox.

“Si en el ensayo NeoPancOne, ahora en el contexto quirúrgico, podemos reproducir la eficacia de la quimioterapia según el estado de GATA6 observada en el ensayo COMPASS, podríamos potencialmente separar a los pacientes en función de un biomarcador para las opciones de tratamiento en las que podrían tener más éxito. Podríamos administrarles una quimioterapia diferente o diferentes regímenes. Podríamos identificar a los pacientes que podrían someterse a quimioterapia y cirugía convencionales con resultados mucho mejores que las estadísticas promedio. Podríamos sugerir diferentes enfoques para aquellos que probablemente no se beneficien del enfoque convencional y, al evitar el tratamiento no eficaz, mejorar la calidad de vida. Todo esto es muy importante para los pacientes con cáncer de páncreas porque los resultados, en general, siguen siendo malos. Esta es una forma de mejorarlos”.

Más información sobre NeoPancONE

El objetivo principal del estudio es evaluar la supervivencia libre de enfermedad en pacientes con cáncer de páncreas resecable tratados con mFOLFIRINOX perioperatorio de acuerdo con su nivel de expresión de GATA6 basal. Entre otros objetivos, en el estudio también se espera establecer la viabilidad general de la quimioterapia perioperatoria de manera más amplia en el ámbito médico canadiense para los pacientes con cáncer de páncreas resecable.

El objetivo es reclutar a unos 85 pacientes en 10 centros oncológicos en todo Canadá. Actualmente, solo los pacientes canadienses pueden participar en el estudio, que es patrocinado por Pancreatic Cancer Canada. El grupo creó PancOne Network, que se centró en aprovechar los datos sobre el cáncer de páncreas, con el objetivo de adquirir una comprensión más profunda de la enfermedad y proporcionar tratamientos mejores o mejorados, atención al paciente y calidad de vida para los pacientes.

“A veces, en medicina, es duro aceptar que puede ser mejor no hacer algo que no va a funcionar para un paciente”, dice Knox. Es absolutamente necesario saber quién puede beneficiarse de un tipo de régimen frente a otro.

“Estoy sumamente entusiasmada con este estudio. Iniciar un ensayo clínico no es una tarea pequeña y hay mucho interés en un ensayo como este. Queremos trabajar rápidamente para poder pasar a la siguiente fase. No estamos probando un nuevo medicamento. Estamos estudiando un biomarcador, y es tan importante como cualquier nueva estrategia de tratamiento. Pancreatic Cancer Canada lo entiende”.

Para obtener más información

Para obtener más información sobre el ensayo NeoPancONE, comuníquese con Anna Dodd, Hepatobiliary Oncology Research Program Manager, Wallace McCain Centre for Pancreatic Cancer, Princess Margaret Cancer Centre.


Back To Top