skip to Main Content

Apuesta a un ensayo clínico

Pancreatic cancer survivor Reesa Levy and other advocates in purple shirts

• Tratamiento con especialista en cáncer de páncreas
• Pancreatectomía
• Quimioterapia
• Ensayo clínico de una vacuna personalizada

Estaba sentada en el auto después de regresar de un gran verano en Connecticut y de repente sentí un dolor intenso en el área del apéndice.

Pensé que podrían ser gases, pero al día siguiente fui al consultorio médico y me pidió una tomografía computarizada. A las pocas horas me dijeron que fuera a la sala de emergencias porque tenía apendicitis aguda. Fui al hospital, pero el cirujano me dijo que quería tratar la apendicitis con un medicamento. Volví a casa y tomé el medicamento, pero a la tarde siguiente todavía estaba muy enferma y con dolor. Mi internista me recomendó que visitara a cirujano y que me hiciera otra tomografía computarizada. Y así comenzó la historia. La segunda tomografía mostró una sombra en la cola del páncreas.

Me hicieron una apendicectomía en octubre de 2017. Después de la operación, tuve que esperar seis semanas para hacerme una RM porque me habían puesto grapas de metal por la apendicectomía. Después de que la RM confirmara que efectivamente tenía una sombra en el páncreas que podía ser cáncer, me hicieron una biopsia en Boca Raton Hospital, en Boca Raton, Florida. El 2 de enero de 2018 me dijeron que la biopsia detectó células cancerosas en la cola del páncreas.

Un plan de tratamiento y un ensayo clínico

Unos días después mi hija vino a Florida y me llevó rápidamente a Barnes-Jewish Hospital en St. Louis, Missouri. Había investigado sobre el cáncer de páncreas y encontró al Dr. William Hawkins, un maravilloso y renombrado cirujano especialista en páncreas. Tuve mucha suerte de ser su paciente. Después de un examen inicial para determinar si cumplía los requisitos para la cirugía, me llevaron de radiología a admisiones porque descubrieron dos coágulos de sangre —uno en la pierna y otro en el pulmón—.

En ese momento, mi diagnóstico era adenocarcinoma en estadio IIa; iba a hacerme una pancreatectomía distal.

Una vez que el Dr. Hawkins aprobó la operación (bazo, páncreas distal, parte del colon, adventicia del estómago), me preguntaron si quería participar en un ensayo clínico. Mi ahijada, que es médica, me había dicho que si tenía oportunidad de participar en algún ensayo clínico, debía hacerlo por todas las pruebas que se hacen y por la atención y observación adicional que uno recibe. Dije que sí y accedí a la extirpación y análisis del tumor y la creación de una vacuna personalizada para mi ensayo después de la quimioterapia.

La operación fue el 17 de enero de 2018. Me dieron de alta el 23 de enero y recibí atención médica en mi hogar por cinco días.

Luego de la cirugía: quimioterapia y ensayo clínico

Me ordenaron seis meses de quimioterapia. Tomaba tres comprimidos de capecitabina por día y recibía una infusión de gemcitabina por semana. Como la gemcitabina era difícil de infundir, me ordenaron una vía de acceso. Toleré bien los medicamentos pero tuve neuropatía como efecto secundario: a veces me dolían tanto los pies que no podía caminar; por suerte las manos me dolían menos. También estaba cansada y tenía dificultad para dormir. Perdí tanto cabello que tuve que usar una peluca, ¡pero ahora tengo más cabello que antes!

Después de seis meses de quimioterapia y un mes de descanso, comencé mi ensayo clínico financiado por los Institutos Nacionales de Salud, que tenía una duración de seis meses. Una vez al mes me administraron la vacuna con un dispositivo de electroporación, una máquina que te da un golpe fuerte en el brazo y luego una descarga eléctrica para abrir las paredes de las células. Fue brutal, y estoy muy contenta de haber podido completar los seis meses. El hospital y mi seguro privado pagaron los análisis de sangre y las tomografías.

La vida después del tratamiento y el ensayo

La buena noticia es que estoy libre de cáncer, tengo una vida maravillosa y puedo hacer todo lo que quiero. El Dr. Abraham Schwarzberg me da seguimiento en Florida Cancer Center.

Creo que gran parte de mi bienestar es el resultado del ensayo de hace cuatro años, además de mi maravillosa familia y el apoyo de mis amigos y profesionales médicos.

¡Tengo mucha suerte!


Back To Top