skip to Main Content

Victoria sobre el cáncer de páncreas por tercera vez

Victoria sobre el cáncer de páncreas por tercera vez

• Tratamiento inicial con un procedimiento de Whipple
• Recidiva y extirpación del resto del páncreas
• Otra recidiva y quimioterapia

Me diagnosticaron cáncer de páncreas en 2011 luego de que mis globos oculares se tornaran amarillos.

En enero, mientras mi esposa y yo estábamos en un juego de baloncesto de Butler University, me dijo que mi aspecto no era bueno. Pensé que se debía a la iluminación en Hinkle Fieldhouse. Sin embargo, cuando otras personas comenzaron a decir lo mismo, decidí ir al médico. Luego de que me hicieran una ERCP a principios de febrero de 2011, me diagnosticaron cáncer de páncreas. Me dieron un 5% de probabilidades de vivir cinco años y me dijeron que fuera dejando mis cosas en orden.

Un procedimiento de Whipple y más cirugía

Visité al Dr. Keith Lillemoe, quien en ese momento atendía en Indiana University Health Medical Center, Indianapolis (actualmente trabaja en Mass General en Boston). Me practicaron el procedimiento de Whipple para extirpar la cabeza del páncreas, seguido por seis meses de quimioterapia con Gemzar.

Me recuperé y me sentía bien hasta que 15 meses después, en abril de 2012, tuve una recidiva. En ese entonces, el Dr. Lillemoe se había mudado a Boston, así que me derivó al Dr. Michael House, un cirujano en Indiana University Health. El Dr. House extirpó el resto del páncreas. Como los márgenes no estaban afectados, no tuve que hacer quimioterapia luego de la cirugía. La operación derivó en una diabetes tipo 1. Actualmente tengo una bomba de insulina que llevo en el bolsillo. La llamo mi “páncreas externo”.

Todo marchaba bien hasta mayo de 2013, cuando el Dr. Patrick Loehrer, mi oncólogo en Indiana University Health, detectó células cancerosas en el tejido cicatricial donde había estado el páncreas. Me administraron quimioterapia con Abraxane y Gemzar durante cuatro meses para eliminar el cáncer. Soy una persona singular: he tenido cáncer de páncreas tres veces y la tercera vez ni siquiera tenía páncreas.

En general, mi recuperación de la cirugía y la quimioterapia fue relativamente sencilla. Creo que fue gracias a todo el ejercicio que hago.

Ayudar a los demás

Desde entonces, no he tenido cáncer. Ahora tengo 70 años y me hago tomografías una vez al año. Soy una persona activa; juego al golf, planifico viajes y paso tiempo con mi familia, incluidos mis nietos. A lo largo de todo este proceso me apoyé en mis tres pilares: la familia, la fe y los amigos.

Desde que recibí el diagnóstico, me centré en el futuro y creo que así fui capaz de lidiar con el presente. Trabajo como voluntario para PanCAN y he formado parte de PurpleStride Indianapolis desde que me diagnosticaron cáncer. Algunos cuidadores y otros pacientes se comunican conmigo con regularidad y los ayudo en todo lo que puedo. Como soy un sobreviviente del cáncer de páncreas, me ven como un ejemplo de esperanza.


Back To Top