Sin antecedentes familiares de cáncer, sorprendida por el diagnóstico

Pancreatic Cancer Patient Marianne

• Procedimiento de Whipple
• Biopsia líquida para las metástasis
• Quimioterapia experimental: dosis más bajas de FOLFIRINOX y luego FOLFOX

Como la mayoría de las personas, sabía qué enfermedades había en mi familia y, dado que era una buena enfermera, calculé que moriría debido a una enfermedad cardíaca o a un accidente cerebrovascular.

Nunca pensé en el cáncer. No había antecedentes de cáncer en mi familia.

Por lo tanto, cuando le cociné una gran cena italiana a mi hija después de mudarse a su nueva casa y sentí dolor en el pecho después de la celebración, supuse que era un ataque cardíaco y conduje sola al hospital. Después de descartar un ataque al corazón, una ecografía abdominal indicó que todos los conductos estaban dilatados. ¿Podía ser la vesícula biliar? Entonces me hicieron una esofagogastroduodenoscopia y una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica para detectar la causa.

Un diagnóstico sorprendente

Había una masa en el páncreas que estaba obstruyendo el conducto biliar. La obstrucción era significativa y no pudieron atraversarla, pero me hicieron una biopsia. Adenocarcinoma de páncreas. ¿QUÉ? Espera, ¿cáncer? Yo era directora principal de enfermería en este hospital y todos ellos eran mis amigos. Nadie podía decir “cáncer” y “páncreas” en la misma oración. En ese momento tan impactante, pensé “bueno, extirparemos el conducto colédoco y estaré bien”.

Cuando el cirujano entró en la sala y me explicó cómo sería la operación y me di cuenta a lo que me estaba enfrentando, supe que tenía que recurrir a un hospital y a un cirujano que hicieran esto todos los días. Mi hospital es un lugar maravilloso con excelentes médicos y personal de enfermería, pero no están familiarizados con el procedimiento que yo necesitaba.

Cirugía y luego quimioterapia

Agradezco haber sido candidata para el procedimiento de Whipple, que me ha dado la oportunidad de estar aquí escribiendo esto y de pasar más tiempo con mi familia y amigos. El Whipple extirpa la vesícula biliar, parte de los intestinos, parte del estómago y la parte enferma del páncreas y lo cose todo de nuevo. Tuve suerte de que mi cáncer de páncreas estuviera en la cabeza del páncreas.

La cirugía fue un éxito. No había evidencia de cáncer en ningún otro lugar. Así que después de una recuperación de dos meses, fui a ver a mi oncóloga pensando que haría unos meses de quimioterapia y después podría descansar. Me encanta mi oncóloga, que es cálida y compasiva, pero siempre honesta. Me dijo: “Marianne, hay dos manchas muy pequeñas en el hígado. Necesito saber qué son porque eso determinará la estadificación y la quimioterapia”. Por lo tanto, necesitaba una biopsia de hígado. Cáncer de páncreas en estadio IV con metástasis en el hígado.

Así que nuestro plan original para la quimioterapia cambió y ahora recurrimos a la artillería pesada, probablemente alguna forma de quimioterapia de por vida. Comenzamos con FOLFIRINOX en dosis reducidas e hicimos esto durante dos meses seguido de FOLFOX durante dos meses más. El tumor en el hígado permaneció estable sin tumores nuevos. Comencé a tener neuropatía en las manos.

Biopsia líquida para determinar el próximo paso

Luego, colaboré con mi oncóloga para hacer una prueba especializada llamada prueba de células tumorales circulantes. Este procedimiento también es conocido como biopsia líquida. Mi doctora utilizó la información de esta prueba para decidir qué tipo de quimioterapia usar a continuación. Me dijo que la prueba era experimental y que el seguro no la cubría. Decidí hacerme la prueba.  Recibo medicamentos convencionales, pero no en la combinación que la mayoría de las personas recibe. En la actualidad, recibo gemcitabina y 5-FU mediante infusión cada dos semanas.  Mi tomografía más reciente muestra que los tumores en el hígado apenas son visibles ahora.

Lo que nos trae al presente, más de un año después. Me siento muy bien. No tengo muchos efectos secundarios del tratamiento y puedo controlarlos con medicamentos según lo necesite. Acabo de regresar de un crucero con toda mi familia. Me siento tan bendecida de poder escribir mi historia con la esperanza de poder aclarar las cuestiones y dar esperanza a las personas que padecen cáncer de páncreas.

Marianne falleció dieciséis meses después de compartir su historia. Damos nuestro más sincero pésame a su familia y agradecemos mucho su disposición a compartir su historia con Let’s Win.