Aceptar al enemigo cambia todo

Dr. Nicholas Nissen And Pancreatic Cancer Patient Larry Clark

• Cirugía exitosa
• Vacuna contra el cáncer de páncreas y ensayos clínicos de enzima experimental
• Enfoques de tratamientos novedosos y avanzados para cáncer de páncreas agresivo
• Pruebas genéticas revelan mutación en BRCA2
• La importancia de los ensayos clínicos
• Recurrencias en hígado, pared torácica y glándula suprarrenal

Esperaba vivir cosas nuevas y emocionantes al jubilarme, pero esta etapa de mi vida tenía otros planes para mí. En un año, lo “fantástico” se convirtió en algo que me “cambió la vida” cuando me enfrenté a un tipo diferente de enemigo: el cáncer de páncreas.

Eso fue en marzo de 2013 y tenía 64 años. Poco tiempo después de mi diagnóstico inicial, me pusieron en contacto con el Dr. Nicholas Nissen, un cirujano de cáncer de páncreas reconocido a nivel nacional de Cedars-Sinai, y alguien a quien ahora considero un amigo cercano.

Cirugía, vacuna contra el cáncer y pruebas genéticas

Resultó que tuve la suerte de ser uno de los pocos que pudo someterse de inmediato a una cirugía exitosa para extirpar un tumor de cáncer de páncreas de 6.5 cm, en la que me extirparon la cola del páncreas (estadio IIB en el diagnóstico). Nuevamente tuve la suerte de que me aceptaran en un ensayo clínico nacional de fase III en Cedars-Sinai Samuel Oschin Comprehensive Cancer Institute en Los Ángeles, donde recibí una vacuna revolucionaria contra el cáncer de páncreas. Pruebas genéticas revelaron que tenía la mutación en el gen BRCA2.

Desde el momento de la cirugía hasta el fin del ensayo inmunológico en mayo de 2014, estuve en remisión. Me sentía muy bien, de vuelta a ser quien era. Pero eso cambió cuando el cáncer regresó en el hígado solo unos meses más tarde. Me convertí en un paciente/sobreviviente de cáncer de páncreas en estadio IV. Y así empezó mi guerra con un tipo diferente de enemigo.

Importantes ensayos clínicos

No puedo enfatizar lo suficiente la importancia de considerar los ensayos clínicos como parte del tratamiento del cáncer de páncreas. Es parte del motivo por el que hoy estoy vivo y bien, junto con el Dr. Nissen y mi “equipo de ensueño” de especialistas en Cedars-Sinai Medical Center que, en colaboración, han elaborado enfoques de tratamiento avanzados y novedosos para combatir mi agresivo cáncer de páncreas.

Tratamiento de las recurrencias

Desde 2014, mi cáncer regresó seis veces y he sobrevivido a cinco procedimientos médicos adicionales que incluyen cuatro cirugías de ablación y dos procedimientos de radioterapia (interna y externa), todo esto gracias a mi “equipo de ensueño” liderado por el Dr. Nissen.

A pesar de las recurrencias, hoy, tres años después en mi experiencia como sobreviviente, me siento bien, positivo y con esperanza, y continúo fuerte y firme en mi objetivo de vencer las probabilidades y hacer lo que pueda para apoyar a otras personas que luchan contra esta enfermedad.

Manejar las cuentas médicas para el tratamiento puede ser abrumador. Una sólida organización de proveedores preferidos (PPO) y Medicare cubrieron la mayor parte de mis tratamientos a través de Cedars-Sinai. El hospital también tiene un programa mediante el cual se asigna un representante al paciente para ayudarlo con las facturas.

No dejarse vencer

Pronto me di cuenta de la importancia de un espíritu de lucha, y me comprometí conmigo mismo a participar en la lucha más amplia contra el cáncer de páncreas. Espero que mi experiencia pueda servir como ejemplo de esperanza y coraje e inspirar a otros a creer que también pueden triunfar en su lucha. Recuerde definir su propia experiencia y no permitir que el cáncer lo defina. Sí, la vida tiene un modo curioso de tomarnos por sorpresa cuando pensamos que todo está y está yendo bien. Pero cuando aceptamos al enemigo, cambia todo.

Larry falleció después de una batalla de cinco años contra el cáncer de páncreas en estadio IV. Pasó gran parte de ese tiempo como un incansable representante, promocionando el rol de los ensayos clínicos y recaudando fondos y creando conciencia en relación con la enfermedad. Apreciamos sinceramente todo lo que hizo en nombre de otras personas y ofrecemos nuestras condolencias a su familia.