Medicamento que combate el cáncer de páncreas metastásico a paso lento

Clear Laboratory Glassware Including Beakers And Flasks
Steven Lilley; Flickr
La carrera se gana sin prisa, pero sin pausa; al menos ese es el lema detrás de un nuevo medicamento que Rexahn Pharmaceuticals está evaluando en un ensayo clínico.

El RX-3117, como se lo llama actualmente, es similar de muchas maneras a una de las bases del tratamiento del cáncer de páncreas: el medicamento de quimioterapia gemcitabina administrado por infusión. Sin embargo, el RX-3117 se administra por vía oral de una manera más concentrada que demora más en descomponerse. Proporciona una dosis más potente y sostenida que puede ser más eficaz para muchos pacientes (incluidos aquellos que han dejado de reaccionar a la gemcitabina). Además, a pesar de su concentración, los pacientes inscritos en los primeros ensayos clínicos toleraron bien el RX-3117 porque es un medicamento más selectivo.

De enemigo a amigo

En realidad, el RX-3117 usa células cancerosas para hacer el trabajo sucio. Muchas células cancerosas sobrexpresan la proteína UCK2, y esta es exactamente la proteína que el RX-3117 necesita para activarse. “La célula cancerosa produce la enzima que activa la quimioterapia”, explica la Dra. Allyson Ocean, oncóloga de Weill Cornell Medicine en Nueva York, uno de varios centros donde se han realizado ensayos clínicos del medicamento.

Una vez activado, el medicamento se incorpora al ARN, y luego al ADN, de la célula cancerosa, donde inhibe la síntesis posterior del ADN e induce la muerte celular (apoptosis). “Esperamos que esto conduzca a una mayor eficacia y más seguridad, con efectos secundarios menos dañinos, porque está más dirigido”, observa la Dra. Ocean.

Estímulo temprano en un ensayo clínico

Los resultados iniciales del ensayo han confirmado esta expectativa. Cuando se evaluó como monoterapia en 43 pacientes reincidentes o refractarios que habían recibido tratamientos anteriores con otros medicamentos, el 31 por ciento de los pacientes tuvo un aumento de la supervivencia sin progresión del cáncer durante dos meses o más y el 12 por ciento (cinco pacientes) manifestó una estabilización de la enfermedad durante más de cuatro meses, según los resultados presentados en un póster en la reunión anual de ASCO GI de 2018. Un paciente que había recibido tres tratamientos anteriores para el cáncer de páncreas metastásico (incluida la gemcitabina), tuvo una remisión parcial (una reducción de más del 30 por ciento en el volumen total del tumor).

“Es difícil tratar a los pacientes con cáncer de páncreas metastásico, los cuales ya presentan resistencia a la gemcitabina y a otros tratamientos contra el cáncer”, indica, el Dr. Vincent Chung, F.A.C.P., profesor clínico asociado en City of Hope Comprehensive Cancer Center en California. “Normalmente solo reciben atención paliativa y de apoyo. En una población muy pretratada, vimos tanto una reducción de los tumores como una estabilidad prolongada de la enfermedad en una proporción significativa de pacientes, lo cual es alentador”.

“Es especialmente emocionante ver datos sugestivos de la eficacia en los pacientes cuyos tumores habían desarrollado resistencia a múltiples tratamientos anteriores, incluida la gemcitabina”, agrega el Dr. Ely Benaim, director médico de Rexahn.

Primera línea de ataque

Rexahn ahora está evaluando el medicamento en combinación con Abraxane (nab-paclitaxel) como tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer de páncreas metastásico que no se han sometido a quimioterapias con anterioridad. “Esto representa el mayor segmento de la población de pacientes con cáncer de páncreas y los pacientes que podrían beneficiarse más del RX-3117”, dice Benaim. Se ha demostrado que la combinación de gemcitabina y Abraxane es demasiado tóxica como para ser sostenible para muchos pacientes, pero es posible que el perfil de toxicidad más baja del RX-3117 les permita tolerar una dosis más alta durante más tiempo, agrega Benaim.

El estudio de dos etapas está actualmente en curso en varios centros de ocho estados. La primera etapa se diseñó para determinar la dosis óptima de RX-3117 y Abraxane en 10 pacientes. Se observó una cantidad adecuada de personas que reaccionaron favorablemente, por lo que ahora se inscribirá a 40 pacientes adicionales para evaluar la eficacia de esa dosis (administración por vía oral de 700 mg de RX-3117 una vez al día cinco veces por semana, más 125 mg/m2 por vía intravenosa de Abraxane una vez a la semana, administrados durante tres semanas, con una semana de descanso) en la segunda etapa.