skip to Main Content

Ensayo de quimioterapia de mantenimiento para pacientes con cáncer de páncreas con la mutación en BRCA

Ensayo de quimioterapia de mantenimiento para pacientes con cáncer de páncreas con la mutación en BRCA
iStock

Este ensayo continúa activo, pero ya no acepta pacientes. El medicamento que se está estudiando, olaparib (nombre comercial Lynparza), ha sido aprobado por la FDA como quimioterapia de mantenimiento para pacientes con cáncer de páncreas metastásico que tienen la mutación en el gen BRCA.

¿Puede la quimioterapia dirigida a un grupo de pacientes con mutaciones de genes específicos evitar la progresión del cáncer de páncreas metastásico?

Esa es la pregunta que se explora en un ensayo clínico para pacientes que han heredado mutaciones BRCA y que tienen cáncer de páncreas metastatizado que no está progresando. Los pacientes que participen en este ensayo también deben haber recibido inicialmente tratamiento con platino.

Incorporación de un inhibidor de PARP

El tratamiento que se estudia incluye un inhibidor de PARP, que es un tipo de medicamento que funciona bien en pacientes que tienen la mutación en BRCA. La enzima PARP es importante para la reparación de pequeñas roturas en cadenas individuales de ADN de cadena simple. Los medicamentos que bloquean la acción de PARP —inhibidores de PARP como el olaparib (el medicamento de este estudio)— reducen la eficacia de la enzima en la reparación de las pequeñas roturas. Cada vez que el ADN hace copias de sí mismo, o se multiplica, esas roturas en las cadenas también se copian, lo que hace que la célula muera. Las células cancerosas duplican su ADN con más frecuencia que las células normales, motivo por el cual los inhibidores de PARP pueden ser una parte eficaz del tratamiento del cáncer.

¿Qué son las mutaciones en BRCA?

Las mutaciones en BRCA son principalmente hereditarias y son más comunes entre personas de origen judío askenazí, noruego, holandés e islandés. Los genes BRCA1 y BRCA2 normalmente funcionan como proteínas inhibidoras de tumores y estos genes aseguran que el ADN dañado se repare debidamente. Si los genes BRCA sufren mutaciones, el ADN no se repara como debería, lo que produce más mutaciones y aumenta las probabilidades de llegar a tener cáncer. Las personas portadoras de mutaciones en BRCA1 y BRCA2 tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama, de ovario y de páncreas.

Debido a que el ADN de los portadores de BRCA no se repara debidamente, existe la posibilidad de que los inhibidores de PARP funcionen especialmente bien para sus tipos de cáncer.

El ensayo es aleatorizado, así que algunos pacientes recibirán olaparib mientras que otros recibirán un placebo, y los investigadores no saben qué pacientes reciben el medicamento. Los participantes deben haberse sometido a quimioterapia inicial con medicamentos derivados del platino como cisplatino, carboplatino u oxaliplatino.

Le invitamos a consultar a sus médicos sobre ensayos clínicos que puedan ser adecuados para usted. En el sitio web ClinicalTrials.gov se ofrecen más detalles sobre este ensayo y muchos otros. Puede visitar EmergingMed Trial Finder para ver una lista de todos los ensayos clínicos activos para el cáncer de páncreas.

Para saber más sobre las mutaciones BRCA y el cáncer de páncreas, lea el artículo “Comprensión del riesgo que tiene una familia de padecer cáncer de páncreas” en Ciencia prometedora y otras historias de Mi tratamiento sobre pacientes con mutaciones BRCA.


Back To Top