skip to Main Content

La biología del tumor importa

La biología del tumor importa
Dice el proverbio que querer es poder.

Eso es lo que Lynn Matrisian, Ph.D., M.B.A., y sus colegas de la organización de defensa Pancreatic Cancer Action Network (PanCAN) descubrieron hace más de seis años cuando abordaron por primera vez el desarrollo de un programa que ayudaría a los médicos a adaptar el tratamiento al perfil molecular del tumor de un paciente. Después de todo, el perfil molecular junto con la medicina de precisión ya habían cambiado y mejorado el panorama del tratamiento de otros tipos de cáncer.

Pero el cáncer de páncreas supuestamente era diferente. No es ningún secreto que la enfermedad es difícil de tratar, ya que aparentemente desafía cada medicamento que se utiliza para tratarla. A menudo se la diagnostica en estadios avanzados cuando la cirugía, la única cura potencial, no es una opción. “Escuchamos de todo, desde ‘No van a poder obtener tejido’, ‘La enfermedad se mueve demasiado rápido’, ‘¿Qué van a atacar?’, ‘Todo está impulsado por KRAS’, hasta ‘Simplemente no va a funcionar’”, recuerda Matrisian, directora científica de PanCAN. “Pero sentimos que hacer avances en la ciencia y seguir intentándolo es algo que se lo debíamos a los pacientes. Sentimos la obligación absoluta de probar la hipótesis”.

A decir verdad, esa hipótesis ha arrojado algunos resultados importantes. Un análisis de pacientes inscritos en un programa de PanCAN llamado Know Your Tumor® mostró que aquellos pacientes que pudieron recibir un tratamiento orientado al perfil molecular específico de sus tumores vivieron más, según un estudio publicado en Lancet Oncology en marzo de 2020. Aquellos que recibieron quimioterapia convencional tuvieron una mediana de supervivencia general de 1.51 años. Los pacientes que recibieron una terapia dirigida adaptada a los cambios moleculares en su tumor tuvieron una mediana de supervivencia general de 2.58 años; es decir que vivieron un año más, en promedio, en comparación con la cohorte de quimioterapia convencional. Este es el primer estudio de este tipo que demuestra este beneficio general de supervivencia de la medicina de precisión en pacientes con cáncer de páncreas.

“Decir que estábamos entusiasmados es quedarse corto”, dice Matrisian, coautora del estudio. “Estos son datos del mundo real, con pacientes del mundo real, cuyas vidas se prolongaron”.

Sobre el estudio

El estudio Know Your Tumor (KYT) fue un esfuerzo conjunto de PanCAN y Perthera Inc., una compañía de medicina de precisión. El estudio retrospectivo fue diseñado de modo que incluyese los datos de pacientes con cáncer de páncreas de todos los estadios, quienes habían aceptado que se hicieran pruebas moleculares de sus tumores y las opciones de tratamiento o ensayos clínicos posteriores adaptados a nivel molecular. La medida primaria de resultado del estudio, que era la mediana de supervivencia general, se calculó desde el punto de diagnóstico inicial de la enfermedad avanzada hasta la muerte.

  • Se descubrió que alrededor del 25 por ciento de los pacientes con cáncer de páncreas inscritos en el programa que recibieron pruebas moleculares (282 de 1082) tenían tumores con cambios moleculares que eran potencialmente susceptibles a las terapias dirigidas. Los resultados del tratamiento solo estuvieron disponibles para 189 de estos pacientes, debido a que algunos habían muerto antes de que se pudiera entregar el informe y otros no tenían información documentada sobre su tratamiento.
  • De ellos, 46 pacientes recibieron como uno de sus tratamientos una terapia dirigida adaptada al cambio molecular específico asociado con su tumor.
  • Los investigadores hallaron que la supervivencia promedio de aquellos que recibieron una terapia dirigida fue de poco más de dos años y medio (31 meses). La supervivencia promedio de los pacientes que no tuvieron uno de los cambios moleculares para los que existe una terapia dirigida y que habían sido tratados con quimioterapia convencional fue de 16 meses.
  • 143 pacientes reunieron los requisitos para recibir un tratamiento dirigido porque tenían tumores que portaban uno de los cambios moleculares relevantes, pero habían recibido quimioterapia convencional. Su supervivencia promedio fue de 18 meses.

“Creo que lo que demuestra el estudio es que existe un beneficio real en realizar el perfil molecular de los pacientes con cáncer de páncreas de forma periódica”, afirma Matrisian. “Hay objetivos factibles y algunos pacientes con cáncer de páncreas pueden beneficiarse absolutamente”.

Cabe señalar que en 2018, la Red Nacional Integral contra el Cáncer (National Comprehensive Cancer Network) publicó nuevas pautas para el cáncer de páncreas que recomiendan que todos los pacientes con cáncer de páncreas obtengan una muestra de tejido lo suficientemente grande durante el diagnóstico para realizar el perfil molecular del tumor, y en 2019 las pautas se actualizaron para recomendar que para los pacientes que puedan recibir más tratamiento se analice su tumor. Además, agregaron la recomendación de hacer pruebas genéticas para detectar mutaciones genéticas hereditarias, independientemente de los antecedentes familiares. Estos cambios significan la adopción del concepto de medicina de precisión para el cáncer de páncreas, agrega Matrisian.

Acerca del programa Know Your Tumor y el perfil molecular

El programa Know Your Tumor concentra sus esfuerzos en la biología única del tumor de un paciente individual. Se analizan los tumores para detectar mutaciones genéticas hereditarias mediante pruebas de la línea germinal y pruebas somáticas (para mutaciones aleatorias) con el perfil molecular, lo que básicamente analiza el ADN, el ARN y las proteínas en las células cancerosas que también pueden proporcionar pistas para el mejor enfoque de tratamiento. Se pueden recomendar tratamientos aprobados específicos, así como medicamentos para una indicación no autorizada que hayan demostrado ser prometedores en otros tipos de cáncer. Los ensayos clínicos también pueden ser una opción. Se analizan muestras de tejido y se envían informes por correo electrónico al médico de una persona y al paciente para que se puedan analizar las opciones.

PanCAN tiene una explicación sólida del programa Know Your Tumor en su sitio web, donde se responden muchos interrogantes, tanto desde la perspectiva del paciente como la del médico. También se puede contactar al programa Patient Central.

Para Matrisian y sus colegas en toda la comunidad del cáncer de páncreas, todo este esfuerzo es un gran paso en la dirección correcta. “Dentro de la comunidad del cáncer de páncreas hay un verdadero sentido de familia” afirma. “Todos nos conocemos, los investigadores y los médicos de diferentes instituciones se apoyan mutuamente, los grupos de defensa también lo hacen, y existe un vínculo real entre los pacientes”.

Continúa: “Todos nos estamos concentrando en mejorar los pronósticos del cáncer de páncreas. Todos hablamos sobre el futuro y lo que nos gustaría ver. Por supuesto, todos queremos mejores tratamientos para todos los pacientes con cáncer de páncreas.

“Las personas necesitan entender que hay una diferencia enorme y positiva en los enfoques de tratamiento que se están llevando a cabo en este momento a través de una mejor comprensión de la biología del tumor. Y para aquellos pacientes para quienes los tratamientos dirigidos puedan ayudar, bueno, cada pequeño esfuerzo ha valido la pena”.

Let’s Win quisiera agradecer a PanCAN y al ejército de dedicados médicos y científicos, profesionales clínicos e investigadores, grupos de defensa del cáncer y, sobre todo, a los valientes pacientes que han llevado la importancia del perfil molecular a la vanguardia del cáncer de páncreas. Es a través de la dedicación de estos grupos que haremos grandes avances en el tratamiento de la enfermedad.


Back To Top