skip to Main Content

Esté preparado: armado de un kit de preparación para emergencias

Esté preparado: armado de un kit de preparación para emergencias
Como hemos visto una y otra vez, todos debemos estar preparados para las emergencias, ya sea una pandemia global como la COVID-19 o un huracán de categoría 4; esto es especialmente cierto para los pacientes con cáncer de páncreas.

Ya sea que se encuentre recibiendo tratamiento o simplemente su sistema inmunitario esté debilitado, tiene un mayor riesgo de sufrir complicaciones durante una crisis. “Debido a la COVID-19, estamos aconsejando a los pacientes con cáncer que eviten viajar y recibir visitas”, dice Anne Ireland, M.S.N., R.N., A.O.C.N., C.E.N.P., directora ejecutiva de enfermería de los 30 centros de atención comunitaria de City of Hope en el sur de California. “Eso puede limitar la capacidad de los pacientes de estar bien y mantener el buen ánimo”.

Una docena de artículos imprescindibles para sus reservas de emergencia

Ya sea que ya esté en cuarentena (gracias, COVID-19) o simplemente quiera asegurarse de estar preparado para cualquier situación, un kit de preparación para emergencias puede salvarle la vida. La clave es planificar con anticipación, para que pueda estar en control de la situación cuando llegue el momento.

Estos son doce artículos imprescindibles para armar un kit bien pensado:

1. Plan de tratamiento impreso: imprima una copia de su plan de tratamiento, incluido su diagnóstico exacto, estadio del cáncer y una lista completa de sus medicamentos, y manténgalo actualizado. “Si está recibiendo quimioterapia, anote dónde se encuentra en su ciclo de tratamiento y, si tiene una vía central, asegúrese de anotar el nombre y cuándo se la colocaron”, dice Ireland. ¿Está participando en un ensayo clínico? Asegúrese de incluir el número de Ensayo Clínico Nacional (National Clinical Trial, NCT), el nombre del investigador principal, los nombres y los números de los centros donde recibe tratamiento y los nombres exactos de los medicamentos y los tratamientos que está recibiendo.

2. Agua: ya sea que se trate de una situación de crisis o no, tener abundante agua a mano es fundamental para los pacientes con cáncer de páncreas. “La hidratación no solo ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas del tratamiento y minimizar los efectos secundarios, sino que también ayuda a mejorar la circulación”, dice Ireland.

3. Botiquín de primeros auxilios: prepare un botiquín con los artículos de primeros auxilios necesarios, como vendajes, aerosoles antisépticos, alcohol, crema o pomada antibiótica, medicamentos y un termómetro. Guarde todos estos artículos en una bolsa de plástico o en una bolsa de almacenamiento reutilizable y resellable para mantenerlos seguros y secos.

4. Alimentos no perecederos: si tiene cáncer de páncreas, es importante asegurarse de obtener una alimentación adecuada. Las bebidas ricas en proteínas, como Carnation Instant Breakfast, Ensure y Boost, son buenos alimentos básicos en su kit, así como los productos enlatados favoritos, como frutas, verduras, frijoles, lentejas, pasta y arroz.

5. Medicamentos para un mes: los oncólogos recomiendan tener reservas de los medicamentos necesarios para al menos un mes, especialmente con algo como la pandemia de la COVID-19.

6. Atención de apoyo para los efectos secundarios: asegúrese de tener una reserva decente de los artículos que puedan ayudarle a resistir los efectos secundarios del tratamiento. Si su médico le ha recetado enzimas digestivas o medicamentos para las náuseas o los vómitos, asegúrese de tener esos medicamentos en su kit. Incluya caramelos duros, especialmente la variedad de jengibre, para ayudar a calmar la boca seca o adolorida y calmar el estómago revuelto.

7. Medicamentos para el resfriado y la gripe: tenga a mano una reserva de medicamentos para el resfriado y la gripe, incluidos ibuprofeno, acetaminofeno, pastillas para la garganta y tratamientos de apoyo, como miel, té y suplementos.

8. Guantes (no mascarillas): muchos virus, incluido el virus de la COVID-19, pueden vivir en objetos inanimados durante horas y, a veces, días. Usar guantes de algodón o desechables cuando va a la tienda de comestibles, al banco o a la estación de servicio pone una barrera entre usted y cualquier gota que contenga virus. Póngalos para lavar cuando regrese y lávese las manos con agua y jabón frotándoselas. No hay necesidad de aprovisionarse de mascarillas. “Solo debe usar una mascarilla si tiene una enfermedad viral”, explica Ireland. “Desafortunadamente, usar una mascarilla no protege a un paciente con cáncer, que por lo demás esté sano, de contraer una infección”.

9. Una lista de números de teléfono importantes: asegúrese de tener una lista de números de teléfono importantes, incluidos los de su proveedor de atención médica, su farmacia y su compañía de seguros. De hecho, guarde una copia de su tarjeta de seguro en el botiquín. Lamentablemente, una nota en su teléfono inteligente no es suficiente. Los teléfonos celulares pueden no funcionar y las baterías pueden agotarse. Por este motivo, asegúrese de tener la información impresa o por escrito.

10. Toallitas desinfectantes y desinfectante para manos: cuando no tiene acceso inmediato a agua y jabón, el desinfectante para manos y las toallitas desinfectantes pueden ofrecer una defensa razonable contra gérmenes y enfermedades.

11. Artículos para sentirse bien: cuando llega una crisis, es importante tener a mano artículos que le hagan sentirse bien, como una foto especial, un animal de peluche o una manta calentita. Cualquier cosa que haga que se sienta cuidado y cómodo debe guardarse en su kit de preparación. Incluso puede imprimir un poema o una lista de afirmaciones. La clave es seleccionar cosas que le ayuden a mantener la calma en medio del caos.

12. Buen calzado para caminar: un par de zapatos para caminar es importante ya sea que esté atravesando un desastre natural o una pandemia mundial. Ireland señala que “salir al aire libre es bueno para el bienestar físico y emocional. Una pandemia como la COVID-19 aísla a las personas, por lo que es especialmente importante tomar aire fresco y hacer algo de ejercicio”.

Cómo mantenerse a salvo y sano en tiempos de crisis

Si usted es un paciente con cáncer, los desastres naturales, las pandemias y otras crisis pueden causar estragos en su salud y bienestar, especialmente si no se encuentra en su lugar de costumbre o no puede seguir sus rutinas habituales. Su mejor defensa es hacer un plan para mantenerse conectado, con sus proveedores médicos y su red de apoyo.

“Para muchos pacientes, el aspecto más difícil de la COVID-19 es estar aislados”, dice Ireland. “Encontrar formas de mantenerse conectado, aun de manera virtual, puede ser realmente importante en tiempos de crisis e incertidumbre”.

Sea cual sea su plan, asegúrese de haberlo analizado con familiares y amigos e incluya información sobre cómo y cuándo tienen la intención de comunicarse. Una planificación previa bien pensada puede marcar una gran diferencia en términos de mantenerse seguro y cuerdo durante una crisis. Es posible que nunca necesite usar su kit de preparación para emergencias, pero es mejor tener uno y no necesitarlo que necesitar uno y no tenerlo.


Back To Top