Actualmente en medio de la lucha, en Memorial Sloan Kettering Cancer Center

In Shades Of Light Brown, Beige, And White, Stalks Of Grasses Against A Tan Background
m4tik – 128 db; Flickr

• Tumor inoperable
• Tratamiento con FOLFIRINOX
• La radiación dirigida es el próximo paso
• Creación de un organoide

A finales de 2015, le diagnosticaron a mi madre cáncer de páncreas en estadio III. La tomografía computarizada mostró que el tumor era inoperable.

Después de una biopsia, se confirmó que tenía un adenocarcinoma “clásico” en la región media del páncreas.

Las pruebas genéticas eliminan algunas posibilidades de tratamiento

Se hicieron pruebas genéticas en la estirpe germinal y el tejido tumoral de mi madre. Ella tiene la mutación CHEK2, que está asociada con el cáncer de mama, próstata y colon en personas de origen judío askenazí, pero no tiene una conexión establecida con el cáncer de páncreas.

La secuenciación tumoral indicó la presencia de las mutaciones KRAS y CTNNB1. Teniendo en cuenta estos resultados, se le hizo una prueba de tejido para ver si la mutación daba positivo a inestabilidad de microsatélites (MSI). Una mutación que genera la activación de la beta-catenina es muy infrecuente en los casos de cáncer de páncreas, por lo que si la prueba de MSI daba positiva, esto podría posibilitar varios enfoques de inmunoterapia. Sin embargo, la prueba de MSI dio negativa. Las pruebas genéticas son importantes para informar el tratamiento pero, desafortunadamente, no había información de utilidad clínica para nosotros.

Quimioterapia para reducir el tumor

Procedimos con el tratamiento con la Dra. Eileen O’Reilly en Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC) en Nueva York. Ella recomendó un tratamiento convencional con FOLFIRINOX.

Los resultados de la quimioterapia son desiguales. Mi madre tiene buen aspecto y se siente muy bien. Sus niveles de CA 19-9 (el marcador sanguíneo del cáncer de páncreas) han bajado drásticamente, de más de 250 a menos de 50. Lamentablemente, las tomografías computarizadas que se tomaron después de 4, 8 y 12 tratamientos, respectivamente, no muestran ninguna reducción sustancial del tamaño del tumor ni una mejora en su ubicación. Es posible que el tejido cicatricial oculte la reducción del tumor.

Elección de radioterapia corporal estereotáctica

Mientras nos acercábamos al doceavo tratamiento, comenzamos a explorar dos posibles maneras de seguir. Una opción era un ensayo clínico en Johns Hopkins que combina una dosis breve y alta de radiación, la vacuna GVAX contra el cáncer de páncreas, y un medicamento que “refuerza” el sistema inmunitario.  La otra opción era la radioterapia corporal estereotáctica (SBRT), radiación dirigida de alta intensidad que se administra durante un período de 5 o de 25 días.

Decidimos elegir la radiación. El Dr. Christopher Crane, un destacado oncólogo radiólogo experto en el cáncer de páncreas, recientemente se integró al equipo de MSKCC, después de trabajar en MD Anderson. Durante los últimos 10 años, el Dr. Crane ha utilizado el enfoque de radiación en altas dosis en pacientes con tumores pequeños, pero inoperables, en la sección media del páncreas donde hay un poco de distancia entre el tumor y el duodeno/intestino (como el cáncer de mi madre) y ha logrado resultados parecidos a los de una cirugía.

A finales de mayo, mi madre realizó la preparación para el tratamiento de radiación: una biopsia (que confirmó que todavía hay células cancerosas presentes), la colocación de marcadores y tatuajes de referencia, y la creación de un molde del cuerpo. A comienzos de junio, comenzó su ciclo de SBRT de 25 días de duración. Además de la radiación, toma una dosis baja de capecitabina por vía oral. Continúa teniendo buen aspecto y sintiéndose muy bien, aunque solo ha recibido unos pocos tratamientos.

Además, cuando le realizaron la biopsia en mayo, le extrajeron tejido adicional para que se intente crear un organoide que pueda usarse para evaluar medicamentos de alta frecuencia.  El Dr. David Tuveson trabaja en el organoide en Cold Spring Harbor Lab. Estamos esperando para ver si la creación del organoide ha funcionado.

La madre del autor perdió su batalla contra el cáncer de páncreas un año después de la publicación de esta historia. Ofrecemos nuestro más profundo pésame a la familia y damos las gracias por el regalo de conocimiento que su madre dejó atrás con su valentía al buscar nuevas opciones de tratamiento.

Para obtener más información sobre los tratamientos que se mencionan en esta historia, lea los artículos de Ciencia prometedoraInvestigación en genética tumoral brinda algunas respuestas a familias con alto riesgo” y “Radioterapia corporal estereotáctica (SBRT) para determinados pacientes de cáncer de páncreas”.