El alienígena que llevo dentro

Pancreatic Cancer Patient Kim Vernick And Her Dog

• Ensayo clínico con quimio y radioterapia antes de la cirugía
• Cirugía para extirpar el tumor, pero el cáncer regresa
• Tratamiento de radiación con protones, nuevo para el cáncer de páncreas, es un éxito

Este alienígena es el cáncer. ¿Por qué yo? Me pregunto… No me enfermé ni un día en mi vida, excepto por resfríos.

Es 2010. Voy a mi médico y le digo que me duele el estómago. Está 99 por ciento seguro de que no es nada, pero me envía a University of Pennsylvania Medical Center para hacerme una prueba solo para estar seguros. Tengo 52 años cuando me dicen que tengo cáncer de páncreas.

Cuando recibí el diagnóstico por primera vez, el tumor ya envolvía vasos sanguíneos y arterias, por lo que no podían operar. Por lo tanto, el objetivo es reducir el tumor.

Encontrar un ensayo clínico

Voy a Abramson Cancer Center de la Universidad de Pensilvania y participo en un ensayo clínico que combina quimio y radioterapia. Me administran tratamientos de quimio con oxaliplatino, Avastin y gemcitabina durante dos días. Hago esto durante dos semanas y después descanso una, durante cuatro a ocho tratamientos. Luego recibo radioterapia, y 5-FU todo el tiempo, durante aproximadamente ocho semanas.

El ensayo clínico me golpea aun más, pero aumenta las posibilidades de alcanzar el objetivo de llegar a la mesa quirúrgica. El Dr. Weijing Sun, mi oncólogo (ahora trabaja en University of Kansas Cancer Center), y el Dr. James Metz, mi oncólogo de radioterapia, atrapan al alienígena.

Cirugía para extirpar el tumor

El Dr. Charles Yeo del Jefferson Hospital toma el mando después de que el Dr. Sun y el Dr. Metz mataran al alienígena, y en mayo de 2011 extirpa muchas partes internas de mi cuerpo con éxito. Aparentemente no necesito la vesícula, ni el bazo, ni dos tercios del páncreas. Por suerte, me dejan la parte del páncreas que necesito para producir enzimas para la digestión y para evitar la diabetes. Después de la cirugía, recibo más quimio. Todo esto continúa durante casi un año entero. Tuve períodos de descanso, pero no me sentí bien durante todo ese año.

El regreso del cáncer

Había pasado un año de la cirugía, no tomaba medicamentos y me sentía muy bien cuando los médicos me informaron que veían un engrosamiento sospechoso cerca de la unión gástrica, en el mismo lugar que antes. Mi alienígena estaba de vuelta en el mismo lugar.

El Dr. Metz y la Dra. Ursina Teitelbaum están listos para el plan B, y yo estoy lista para la segunda ronda. La ronda dos consiste en quimioterapia con oxaliplatino y gemcitabina y luego protones, nuevamente con 24 horas de 5-FU. La radiación con protones es un método especializado de la radioterapia. Pregunté sobre esta terapia cuando me diagnosticaron por primera vez, pero no la usaban para el cáncer de páncreas en ese momento.

Bueno, el tiempo pasó y la ronda dos fue hace casi cuatro años. Me siento muy bien y me divierto viviendo la vida. Es necesario estar en un lugar en el que tratarán su cáncer de páncreas. Mis médicos en Penn no trataron el cáncer de páncreas, trataron MI cáncer de páncreas.