skip to Main Content

Oncología psicosocial: ayudar a los pacientes a manejar el estrés durante el tratamiento del cáncer de páncreas

Oncología psicosocial: ayudar a los pacientes a manejar el estrés durante el tratamiento del cáncer de páncreas
Dr. William Breitbart
Un diagnóstico de cáncer de páncreas puede estresarlo, hacerlo sentir deprimido e incluso hacer que se venga abajo por la fatiga.

Sin embargo, un poco de creatividad puede ayudarlo a retomar el control. “Existe una gran cantidad de investigaciones que demuestran que la expresión creativa ayuda a reducir la sensación de depresión y mejora la calidad de vida para los pacientes con cáncer”, dice el Dr. William Breitbart, jefe de psiquiatría en Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York.

El campo de la oncología psicosocial (también conocida como psiconcología) aborda el punto de encuentro del bienestar psicológico, social y emocional de los pacientes con cáncer. Lo que los investigadores han descubierto es que el manejo eficaz del estrés es un aliado natural en la batalla contra el cáncer. La oncología psicosocial aprovecha esto y respalda la capacidad del cuerpo para luchar contra el cáncer al reducir los niveles de estrés, reducir al mínimo la ansiedad y mejorar la inmunidad. Entre las diferentes maneras de conseguirlo se encuentra la expresión creativa a través de las artes. Si bien esto puede parecer un enfoque suave para una enfermedad dura, está respaldado por las ciencias duras.

Volverse creativos para manejar el estrés

Una cantidad creciente de centros oncológicos están incorporando una variedad de programas de atención de apoyo en sus esfuerzos de tratamiento, cosas como el arte, la música, la escritura expresiva e incluso la terapia del movimiento. Cada una de estas terapias de arte expresivo pueden ayudarlo a transitar el camino del cáncer.

Arte. Las personas se han abocado al arte para darle un sentido a su vida desde los tiempos bíblicos. Ahora, este tipo de terapia centrada en el significado está aflorando en centros oncológicos por todo el país como una manera de reducir el estrés y la ansiedad. Un estudio publicado en la revista Art Therapy desveló que el 75 por ciento de los participantes experimentaron niveles más bajos cortisol, la hormona del estrés, mientras realizaban tareas artísticas. De hecho, regresar a esa sensación infantil de creatividad y juego puede ser extraordinariamente curativo, ya sea que tenga cáncer o no. Le brinda la libertad de expresarse de nuevas maneras sin juicios ni disculpas.

Música. Los científicos han sabido sobre las propiedades curativas de la música durante décadas. MD Anderson Cancer Center en Houston introdujo un programa de musicoterapia para sus pacientes de cáncer hace más de 25 años que continúa en la actualidad. “Si un paciente está ansioso o deprimido, los terapeutas musicales entrenados seleccionan la música para cambiar el estado de ánimo del paciente”, explica el Dr. Lorenzo Cohen, profesor y director del programa de medicina integral en MD Anderson. “La forma más activa de musicoterapia permite a los participantes crear música, tocar instrumentos musicales o escribir una letra para una música”. Este tipo de musicoterapia produce una interacción psicoterapeútica que va más allá de la respuesta de relajación. Es un sustituto de la terapia conversacional.

Movimiento. La terapia del movimiento es diferente del ejercicio, el cual también ha demostrado ser beneficioso para los pacientes con cáncer de páncreas. Si bien la investigación sobre la terapia del movimiento o la danza entre los pacientes con cáncer es escasa, el Dr. Cohen presume que produce efectos beneficiosos similares a otras formas de terapia de expresión artística. “Además de los beneficios de aumentar el ritmo cardíaco y la circulación de la sangre, le permite expresar sus emociones a través de la danza”, explica él. “Usted también obtiene el beneficio del movimiento físico, que sabemos es bueno para la salud, ya sea que tenga cáncer o no”.

Escritura expresiva. La escritura le permite procesar su propia historia para compartir pensamientos difíciles que se explayan en la página y que no desea decir en voz alta. “La escritura narrativa ayuda a las personas a afrontar las inquietudes existenciales que surgen con el cáncer, como el miedo a la muerte, la tristeza producida por el dolor y la fatiga y los roles cambiantes en las relaciones”, dice el Dr. Breitbart. La investigación confirma que es una herramienta sumamente eficaz. Los datos de diferentes estudios demuestran que la escritura expresiva a corto plazo en un período de cuatro días, por solo 20 minutos en cada sesión, reduce el estrés, mejora la calidad de vida e incluso puede ayudar a los pacientes con cáncer a afrontar su enfermedad.

El panorama general de la oncología psicosocial

Independientemente de la forma de arte que elija, expresar las emociones de manera creativa puede ayudar a aliviar la angustia que acompaña a una amenaza existencial como el cáncer. Incluso puede aprender a crear significado a través del arte haciendo preguntas al comienzo de la sesión y luego ver lo que su creatividad saca a la luz.

“Algunas personas prefieren sentarse en algún lugar tranquilo y pintar o escribir en vez de expresar sus sentimientos a un consejero o terapeuta”, dice Breitbart. “El diálogo se establece con ellos mismos en vez de con otra persona”.

Su único objetivo durante estas sesiones es expresar emoción; es decir, sentir el goce incomparable de conectarse consigo mismo mediante la creatividad. Los estudios demuestran que explorar el arte de este modo puede ayudarlo a vivir mejor, especialmente a medida que transita por el camino del cáncer. También podría ayudarlo a vivir más tiempo.


Back To Top