Cómo alimentarse después de un procedimiento de Whipple

Ann Ogden Holds A Platter Of Fresh Spinach For Patients. Nutritious Food Is Key For Patients After A Whipple Procedure.
El procedimiento de Whipple es una cirugía que puede salvar la vida, pero también la cambia.

Según dónde se ubique el cáncer, es posible que se extirpen y reacomoden diferentes partes del aparato digestivo. Esto afecta la manera en que el cuerpo digiere los alimentos, lo que significa que lo que coma y cómo lo coma puede cambiar radicalmente. Algunas personas se vuelven diabéticas, otras requieren enzimas y suplementos, y otras prácticamente no se ven afectadas.

Let’s Win se reunió con Ann Ogden, fundadora de Cook for Your Life (Cocina para tu salud), un sitio web creado para ayudar a los pacientes con cáncer a alimentarse de forma saludable durante y después del tratamiento. Ogden comenzó este camino en 2007, después de recibir el diagnóstico de cáncer de mama. Se dio cuenta de que sus habilidades culinarias la ayudaron a afrontar los cambios en el sabor y los problemas de digestión causados por la quimioterapia, así como también a satisfacer sus necesidades nutricionales. Pero otros pacientes con los que habló no sabían qué hacer.

Después de recuperarse, Ogden decidió poner fin a su carrera en la industria de la moda y centró su atención en ayudar a otros pacientes con cáncer. Comenzó a trabajar con dietistas y nutricionistas, y posteriormente trabajó con investigadores en el Departamento de Epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Columbia, en un proyecto para cambiar los comportamientos alimenticios en sobrevivientes de cáncer de mama de origen hispano, con el objetivo de aumentar la ingesta de frutas y verduras y disminuir el consumo de grasas adaptando las recetas tradicionales. El trabajo de Ogden ha sido parte de dos estudios aleatorizados financiados por los Institutos Nacionales de Salud.

Ogden comenzó a trabajar en diciembre de 2016 con pacientes que se sometieron al procedimiento de Whipple, después de participar en un chat en Twitter sobre el cáncer de páncreas.

Let’s Win: ¿Hay algunos consejos para la dieta específicos para los pacientes con cáncer de páncreas, o son adecuados los consejos generales para el cáncer?

Ann Ogden: Se alienta a los pacientes con cáncer de páncreas a llevar la misma dieta de productos integrales, proteínas magras, y muchas frutas y verduras que se recomienda a todos los pacientes con cáncer. Tanto el cáncer como el tratamiento afectan al sistema digestivo, se haya sometido a cirugía o no.

LW: ¿Por qué alguien que se ha sometido a un Whipple debe comer diferente?

AO: La cirugía de Whipple reorganiza de manera eficaz el aparato digestivo al cortar partes del páncreas, extirpar el conducto biliar y, en algunos casos, otras porciones del aparato digestivo como el intestino delgado y partes del estómago. Luego, el cirujano reconecta lo que queda.  Esto significa que el cuerpo debe aprender a adaptarse a la nueva configuración de su aparato digestivo, lo que puede ocasionar al paciente diferentes grados de malestar digestivo según cuán drástica haya sido la cirugía.

Muchos de estos pacientes tienen que tomar enzimas pancreáticas para poder digerir los alimentos, y se pueden presentar problemas cuando estas enzimas no se toman correctamente.  En el caso de los pacientes que se sometieron al procedimiento de Whipple es especialmente importante trabajar con un dietista registrado para que realmente comprendan cómo usar las enzimas pancreáticas y cuándo tomarlas, y de esta manera puedan disfrutar una amplia variedad de alimentos.

LW: ¿Qué tipo de dieta funciona mejor para alguien que se ha sometido a un Whipple?

AO: No existe una dieta específica recomendada para después de la cirugía de Whipple. Cada paciente reacciona de manera diferente. Algunos tendrán dificultades con la dieta, mientras que otros quizás no tengan ningún problema.  Es por esto que generalmente a los pacientes se les dice que coman lo que puedan. Este consejo puede parecer preocupantemente impreciso, especialmente si se presentan problemas.

Por ejemplo, podría serle difícil comer o digerir alimentos que antes disfrutaba.  Para cualquiera en esta posición, es importante continuar y mantener el peso sin importar cuán difícil sea. Una pérdida de peso muy pronunciada puede conducir a la desnutrición, lo que a su vez produce más cansancio y una recuperación más lenta. Es por eso que recomiendo que las personas que se hayan sometido a un Whipple trabajen con un dietista registrado en su hospital.

A continuación verá algunos consejos muy básicos que le ayudarán a abordar la alimentación mientras se recupera de la cirugía:

  • Concéntrese en comer suficientes proteínas, ya que esto le ayudará a su cuerpo a recuperarse después de la cirugía.
  • Evite alimentos con mucha fibra insoluble, como los cereales integrales, dado que a muchos les resulta difícil digerirlos inmediatamente después de la cirugía.
  • Hasta que su sistema se estabilice, consuma alimentos “blancos”, como arroz blanco, pasta, pan y galletas saladas. Y pele todas las frutas y verduras.
  • Las comidas muy grasosas también pueden causar problemas, que se pueden controlar con el uso correcto de enzimas pancreáticas. Su equipo médico debería poder aconsejarle sobre esto.
  • A medida que se recupera, es buena idea concentrarse en ir añadiendo las comidas que disfruta, una por vez.

Un punto importante es llevar un diario de alimentos: una lista de todo lo que come y la hora del día en que lo hace. Esto le ayudará a identificar los alimentos que le causan problemas digestivos. Puede darle a conocer a su dietista los efectos secundarios que tenga y los alimentos que parecen causarlos.

LW: ¿Hay algunas recomendaciones específicas con respecto a la dieta para después del tratamiento?

AO: Estos son algunos consejos generales sobre la dieta para después del procedimiento de Whipple:

  • Concéntrese principalmente en obtener suficientes calorías y proteínas, lo que garantizará que se recupere bien. Algunas buenas fuentes de proteínas son las carnes magras como pollo, pavo, pescado; los huevos; los productos lácteos; los frijoles y los frutos secos. Cuando prepare una comida, equilibre la proteína magra con una fuente de carbohidratos fácil de digerir, como papas, arroz blanco o pasta, para sentirse reconfortado y obtener calorías adicionales.
  • Olvídese de la idea de tres comidas principales. Intente comer poco y seguido, alrededor de cinco o seis veces por día. Coma bocadillos pequeños y nutritivos entre comidas, y tome bebidas nutritivas.
  • Tómese el tiempo de masticar bien la comida. La primera parte de la digestión comienza en la boca, ya que la saliva contiene enzimas que ayudan a iniciar la descomposición de los alimentos. Masticar bien la comida facilitará el trabajo del aparato digestivo.
  • Tome mucho líquido. Los líquidos son muy importantes para que los pacientes no se deshidraten. Pero recuerde que es mejor evitar llenarse con líquidos antes de las comidas. Tome líquidos 30 minutos antes o después de una comida, y solo beba pequeños sorbos con la comida para ayudar a pasar los alimentos. Si el agua tiene un sabor raro para usted debido a los medicamentos de la quimioterapia, en vez de gaseosas pruebe un té de jengibre, menta o hinojo. Las aguas saborizadas también son buenas opciones.
  • La mala absorción de las vitaminas puede ser un problema, por eso, pregúntele al médico si le recomienda tomar un complejo multivitamínico diario.

Como se mencionó antes, si descubre que tiene problemas para digerir las grasas, es importante que hable con su médico sobre tomar enzimas pancreáticas. La mayoría de los pacientes perderán peso después de la cirugía, y dado que las grasas son una excelente fuente de calorías para ganar peso nuevamente, es mejor tratar de controlar los problemas de digestión de grasas médicamente en vez de simplemente reducir su consumo. Los cambios en el aparato digestivo pueden generar desnutrición, un efecto secundario no deseado.

LW: ¿Cuáles son algunos de los problemas comunes que tienen las personas después del procedimiento de Whipple?

AO: Existe una variedad de problemas que pueden producirse después de la cirugía.

  • Es posible que algunos pacientes luchen con un retraso del vaciamiento gástrico, lo cual causa náuseas. Si este es el caso, elija alimentos con poca fibra y poca grasa, y siga concentrándose en comer pequeñas cantidades y seguido.
  • A otros pacientes puede ocurrirles lo contrario: el alimento deja el estómago de forma muy rápida, lo que causa el síndrome de evacuación gástrica rápida (calambres abdominales y diarrea). Esto se desencadena, en particular, por alimentos con mucha azúcar, como productos de panadería o gaseosas. Para satisfacer las ansias de dulces, pruebe algunos platos con poca azúcar y que proporcionen nutrientes que le ayuden en su recuperación.
  • Algunos pacientes pueden no tolerar los productos lácteos. La intolerancia a la lactosa puede aparecer debido a que se extirparon partes del aparato digestivo. Si observa que tiene gases, hinchazón o diarrea después de ingerir productos lácteos, pruebe un producto sin lactosa para ver si le ayuda.
  • Si descubre que sus gustos han cambiado, pruebe diferentes especias para dar más sabor a los alimentos. Cook for Your Life tiene muchas recetas que usan diferentes condimentos.

En definitiva, estas son solo guías generales. Preste atención a su cuerpo y pruebe diferentes alimentos y sabores hasta que encuentre lo que le funciona a usted y a su nuevo aparato digestivo. Es aquí donde su diario de alimentos será de gran ayuda.

Si necesita más inspiración, vaya al sitio web Cook for Your Life para obtener ideas de comidas geniales. El sitio tiene un filtro de búsqueda singular que le ayuda a encontrar recetas fáciles y sabrosas, incluso dietas blandas o con poca fibra recomendadas clínicamente. En general, las recetas pueden ayudarle a atravesar todas las etapas del tratamiento del cáncer.