Qué hacer apenas le diagnostican cáncer de páncreas

Abstract Image Of Layers Of Colored Wavy Shapes, With Blobs Sticking Out In Blue, Orange, Red, Shades Of Tan, Brown, And Patterns.
Andy Field; Flickr
Recibir un diagnóstico de cáncer nunca es fácil.

En 2017, más de 53,000 estadounidenses serán diagnosticados con cáncer de páncreas. En su mayor parte, estos pacientes tendrán la enfermedad avanzada. Sin embargo, los expertos en cáncer de páncreas confían en que estos pacientes se beneficiarán de nuevos descubrimientos y nuevos enfoques de tratamiento.

Si bien un diagnóstico de cáncer de páncreas es arrollador, hay pasos que usted, y sus seres queridos, pueden seguir ahora y que pueden afectar su vida de manera positiva.

Sepa que usted es más que una estadística

Una de las cosas más importantes que puede hacer un paciente con cáncer de páncreas, o alguien cercano a él, es aprender todo lo que pueda sobre las cuestiones específicas del cáncer y la mejor forma de tratarlo.

A pesar de que las estadísticas de supervivencia a largo plazo para el cáncer de páncreas son inferiores a las del cáncer de mama, por ejemplo, eso no significa que deba abandonar la esperanza.

“Siempre hay esperanzas y lo primero que le diría a un paciente diagnosticado con esta enfermedad es que no acepte el sentimiento de resignación de que el cáncer de páncreas es imposible de tratar”, dice la oncóloga gastrointestinal, Dra. Allyson Ocean, de New York-Presbyterian Hospital/Weill Cornell Medical Center y profesora asociada de Medicina Clínica en Weill Cornell Medical College de Cornell University. “Estamos progresando y cada paciente es una persona, no una estadística”.

Es posible que algunos pacientes quieran aprender todo sobre la enfermedad y se pongan a toda máquina a investigar. Otros quizás quieran que otra persona los ayude.

“Si a un paciente la idea de tener mucha información le hace sentirse incómodo, debería designar a un amigo o familiar confiable para que lo ayude a obtener esa información y a tomar decisiones”, dice Jeanie Wyckhouse, RN, enfermera oncológica de enlace en University Hospitals Cleveland Medical Center, en Cleveland, Ohio.

Conozca a su equipo médico

Muchas pruebas muestran que la atención del cáncer de páncreas con un equipo multidisciplinario es en definitiva mejor para los pacientes. Este enfoque en equipo incluye a su médico de cabecera y expertos en oncología especializados en enfermedades gastrointestinales como cáncer de páncreas, enfermería, patología, radiación, nutrición, control del dolor y, si el cáncer está en fase inicial, cirugía. Su equipo también podría incluir a profesionales que ofrecen orientación espiritual y para el bienestar.

“El enfoque en equipo es absolutamente fundamental para el bienestar de un paciente”, dice Wyckhouse.
“Quiero que un paciente recientemente diagnosticado reciba los nombres y conozca quiénes están en su equipo”.

Aunque Wyckhouse actúa como representante de los pacientes, ayudando a concertar citas y respondiendo preguntas, por ejemplo, puede que no todos los centros de atención del cáncer tengan el mismo enfoque. Sin embargo, eso no significa que los pacientes recientemente diagnosticados estén forzados a transitar solos por el cuidado.

“Sin importar dónde reciba el cuidado, siempre habrá gente a la que podrá recurrir para obtener ayuda”, dice. “No tenga miedo de pedir más ayuda donde recibe tratamiento”. En muchos casos, estos expertos pueden ayudarle a identificar los recursos de la comunidad local y otros grupos de representación que también puedan ayudar, dice.

También es claro que los pacientes están mejor cuando los efectos secundarios de la enfermedad se controlan mejor, dice Ocean. “Cuando se controla bien el dolor, cuando se controla bien la nutrición y cuando se abordan las necesidades psicosociales, los pacientes tienen una mejor calidad de vida y mejores resultados”, dice. “Este enfoque en equipo para la atención es absolutamente uno de los aspectos más importantes de la atención”.

Considere un ensayo clínico

Hace años, los ensayos clínicos eran considerados un último recurso para las personas que ya no tenían opciones de tratamiento. En la actualidad, muchos pacientes con cáncer de páncreas eligen ensayos clínicos al comienzo del proceso de su tratamiento.

En el caso de los pacientes con cáncer de páncreas, los ensayos clínicos podrían ofrecer la mejor opción de tratamiento. De hecho, las pautas nacionales de tratamiento en los Estados Unidos recomiendan que los pacientes con cáncer de páncreas se inscriban en un ensayo. “El motivo es que los pacientes realmente pueden beneficiarse de nuevos enfoques de investigación”, dice Ocean. Los pacientes que participan en un ensayo también convierten en realidad el progreso del tratamiento.

De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Gastrointestinal Oncology en abril de 2016, la investigación sugiere que los pacientes con cáncer de páncreas que participan en ensayos clínicos informan mejores resultados que los pacientes que reciben el mismo tratamiento fuera de ensayos clínicos.
Existen muchos ensayos clínicos en curso para el cáncer de páncreas. Además, los investigadores afirman que el hecho de que haya más discusión sobre los ensayos clínicos entre pacientes y médicos, y pacientes y cuidadores, puede aumentar la participación en los tratamientos y en los ensayos, y es posible que mejore las prioridades de los pacientes y cuidadores en cuanto a calidad de vida, prolongación de la supervivencia y control de síntomas.

Otro motivo para la participación en ensayos clínicos es el empoderamiento de los pacientes, dice Wyckhouse. “Los pacientes que participan en ensayos saben que están asumiendo un rol activo en su cuidado, en vez de uno pasivo, y eso puede tener efectos muy positivos en cómo se siente una persona”.

Pedir una segunda opinión

El cáncer de páncreas es una enfermedad compleja. “Las segundas opiniones pueden ayudar a los pacientes y a sus seres queridos a sentirse más seguros de que el cáncer se diagnosticó correctamente en el estadio correspondiente”, dice Ocean, y agrega que evaluar el estadio de los tumores de páncreas puede ser difícil. “Es muy importante que las personas encuentren expertos en diagnóstico del cáncer de páncreas, que además conozcan y tengan acceso a la información más actualizada sobre su tratamiento”, dice.

Pedir una segunda opinión también puede hacer que “los expertos encuentren intervenciones mejores, más avanzadas o incluso más agresivas”, dice el cirujano Keith Millikan, profesor de Cirugía General en The Steven G. Economou y vicepresidente de Asuntos Clínicos en Rush Medical College en Chicago, Illinois.

Por ejemplo, a pesar de que solo entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes recientemente diagnosticados con cáncer de páncreas puedan ser elegibles para la cirugía, existen más opciones para incluir un rango más amplio de pacientes, incluidos aquellos con cánceres resecables limítrofes y aquellos con lesiones precursoras benignas, dice Millikan. “Otro cambio en evolución es la manera en la que realizamos la cirugía”, dice, y cita las capacidades tecnológicas como técnicas mínimamente invasivas mediante métodos laparoscópicos y robóticos.

“Creo que es valioso para la tranquilidad del paciente saber que ha explorado todas las opciones y opiniones”, dice Millikan. “A menudo, es posible que le digamos a un paciente que el plan puesto en marcha para él es excelente y no es diferente a nada de lo que haríamos. Pero, son esas otras veces las que posiblemente marquen una diferencia en los resultados”.