skip to Main Content

Ensayo de inmunoterapia multicéntrico y colaborativo aborda CD40 y PD-1

Ensayo de inmunoterapia multicéntrico y colaborativo aborda CD40 y PD-1
Victor Segura Ibarra and Rita Serda, Ph.D.; Texas Center for Cancer Nanomedicine
Los investigadores del cáncer de páncreas están buscando maneras de anticiparse a las células cancerígenas mortales mediante el uso de nuevas técnicas de biología molecular e inmunoterapia.

Las buenas noticias para los pacientes son que esta investigación está pasando rápidamente de las fases preclínicas en el laboratorio y entrando en la fase de los ensayos clínicos. Igualmente importante es la capacidad de hacer llegar la información rápidamente de vuelta al laboratorio para perfeccionar los aspectos de la atención del ensayo clínico, según lo que muestren los datos iniciales.

Del laboratorio a la práctica y viceversa

Esa capacidad de pasar rápidamente del laboratorio a la práctica y de la práctica al laboratorio es solo uno de los importantes aspectos de un nuevo ensayo multicéntrico de fase I/IIb para el cáncer de páncreas metastásico en el que se emplea una combinación de quimioterapia y dos medicamentos de inmunoterapia, explica el Dr. Mark O’Hara, investigador principal que dirige las actividades en Abramson Cancer Center de University of Pennsylvania. Los objetivos principales de este estudio son aprender cuán seguras y eficaces son las combinaciones de medicamentos para tratar a los pacientes con enfermedad metastásica. Las combinaciones de medicamentos son APX005M (de Apexigen) más nivolumab (nombre comercial: Opdivo, de Bristol-Myers Squibb) más gemcitabina y nab-paclitaxel, o solo APX005M mas gemcitabina y nab-paclitaxel.

“Hay dos aspectos verdaderamente positivos sobre este estudio”, asegura O’Hara, quien también es profesor asistente de medicina en el hospital de University of Pennsylvania. “El primero es que es uno de los ensayos de primera línea más agresivos del país con un sólido razonamiento científico basado en los datos preclínicos de ratones. El segundo es que, si bien es importante pasar del laboratorio a la práctica, también es fundamental poder regresar al laboratorio. Durante todo el ensayo, obtenemos muestras de sangre y biopsias de tumores y eso nos permitirá averiguar rápidamente quién puede o no beneficiarse de esto, y nos ayudará a adaptar futuros ensayos clínicos. En otras palabras, vamos a poder responder las preguntas ‘quién’, ‘por qué’ y ‘por qué no’ con más rapidez y, posiblemente, también obtendremos soluciones igual de rápido”.

Hacer funcionar la inmunoterapia para el cáncer de páncreas

Si bien la inmunoterapia ha demostrado ser muy prometedora en cánceres como el de pulmón o el melanoma, ha resultado menos eficaz en cánceres de páncreas que son notoriamente inmunoresistentes. Sin embargo, en este ensayo, los investigadores esperan abordar la inmunoresistencia del cáncer de páncreas con una combinación que consiste en dos medicamentos de inmunoterapia.

El medicamento de inmunoterapia APX005M es un anticuerpo monoclonal, que es un tipo de proteína elaborada en el laboratorio que puede unirse a sustancias en el cuerpo, entre ellas las células cancerígenas. El APX005M se dirige a la proteína CD40. Una vez que se activa, la proteína CD40 puede estimular el sistema inmunitario para que ataque el cáncer. El otro medicamento de inmunoterapia, nivolumab, es un tipo de inmunoterapia llamado inhibidor de puntos de control. Los inhibidores de puntos de control bloquean determinadas proteínas que producen ciertos tipos de células del sistema inmunitario, como los linfocitos T y algunas células cancerígenas. El nivolumab selecciona y bloquea una proteína llamada PD-1 en la superficie de los linfocitos T. El bloqueo de PD-1 activa los linfocitos T para que busquen y destruyan las células cancerígenas.

El ensayo es un esfuerzo colaborativo de Parker Institute for Cancer Immunotherapy y Cancer Research Institute, Bristol-Myers Squibb y Apexigen. La investigación se realizará en la red de centros de investigación del cáncer de Parker Institute, que incluye el Abramson Cancer Center de University of Pennsylvania, al igual que University of California Los Angeles, University of California San Francisco, Stanford University, University of Texas MD Anderson Cancer Center y Memorial Sloan Kettering Cancer Center. El objetivo es inscribir a aproximadamente 105 pacientes.

“Estoy realmente emocionado por esto porque es un excelente primer paso para obtener más de las respuestas que necesitamos”, indica O’Hara, quien colaboró en el diseño del estudio con el investigador principal del estudio general, el Dr. Robert Vonderheide, director del Abramson Cancer Center y uno de los expertos destacados del país en el cáncer de páncreas, el mecanismo de la CD40 y la inmunoterapia. “Esperamos conseguir ayudar a pacientes que necesitan desesperadamente tratamientos más eficaces para esta enfermedad”.


Back To Top