Tratamiento convencional con algo adicional

Dr. Allyson Ocean
Para muchos, el término “ensayo clínico” es sinónimo de “experimento”. La Dra. Allyson Ocean preferiría reemplazar la palabra “experimento” por “oportunidad”.

La oncóloga de Weill Cornell Medicine de la ciudad de Nueva York promueve que sus pacientes reciban toda oportunidad de participar en tratamientos basados en las investigaciones más recientes y científicamente sólidas. En muchos casos, esto implica participar en un ensayo clínico. Al contrario de lo que algunos temen, esto no significa que los pacientes tengan que sacrificar el tratamiento que hoy se considere como el mejor.  “Me gusta pensar que es como el tratamiento convencional con algo adicional”, dice Ocean.

Aun las personas que están en los grupos de placebo o control en los ensayos clínicos reciben el tratamiento convencional disponible en la actualidad. Los que están en el grupo de tratamiento, reciben algo que la ciencia ha sugerido que podría ser incluso mejor.

“Quiero asegurarme de que mis pacientes tengan acceso a todas las opciones. Los nuevos medicamentos generalmente tardan al menos cinco años en llegar al mercado. Al participar en un ensayo, uno podría tener la oportunidad de beneficiarse mucho más pronto”, agrega Ocean.

¿Por qué los ensayos clínicos son especiales?

Los ensayos clínicos son estudios de investigación médica que exploran nuevos tratamientos, nuevas estrategias de tratamiento o nuevos dispositivos con el fin de evaluar si son seguros y eficaces para los pacientes. Para cuando los ensayos alcanzan la etapa en que los pacientes pueden inscribirse, han sido sometidos a extensas pruebas previas en el laboratorio y han sido revisados bajo rigurosas directrices por comités científicos y reguladores.

Estos comités siguen monitoreando el ensayo mientras está en progreso. Si se presentan mayores efectos secundarios que con el tratamiento convencional, pueden actuar rápidamente para cerrar el ensayo y alertar a los otros pacientes.

Esta atención intensificada no solo mantiene seguros a los participantes del ensayo, sino que también puede brindar otros beneficios. Ha habido algunos estudios que muestran que los pacientes que participan en ensayos clínicos (independientemente del grupo en que estén inscritos) podrían tener mejores resultados de los que podrían esperarse en pacientes que no participan en ensayos clínicos, posiblemente porque los están controlando y monitoreando mucho más de cerca.

¿Dará resultado?

Cuando la Dra. Ocean propone un posible ensayo a los pacientes pone empeño en abordar las inquietudes que ellos tienen. Muchas tienen estas que ver con los posibles efectos secundarios. Otras incluyen: ¿dará resultado este tratamiento en mi caso?, ¿tendré que venir a la clínica con mucha frecuencia y realizarme pruebas adicionales?, ¿cómo me afectará económicamente?

“Soy honesta con ellos. Debido a que es un ensayo, no sabemos si el medicamento en definitiva los ayudará. Pero, lamentablemente, ningún tratamiento administrado ofrece garantías de que será exitoso, sin importar si se trata de un ensayo o no”, explica Ocean.

En cuanto a los costos, los médicos pueden obtener la aprobación del seguro antes de comenzar un ensayo clínico para que el seguro del paciente cubra todos los costos del tratamiento convencional relacionados con las pruebas que se realicen. Algunos ensayos también pueden cubrir los viajes al centro donde se realice el ensayo clínico.

A otras personas les preocupa la influencia de las empresas farmacéuticas en el proceso. Existe una cantidad de reglas y regulaciones para evitar conflictos de interés entre los médicos y las empresas farmacéuticas, dice Ocean.

¿Último recurso o ventaja temprana?

Las personas a veces piensan que los ensayos clínicos son el último recurso, después de que los pacientes han agotado todas las opciones de tratamiento convencional. Pero, con frecuencia, hay ensayos en otras etapas del tratamiento. Nuestra sección Ensayos clínicos destaca diferentes tipos de ensayos disponibles.

Ocean menciona que aquellos pacientes que estén considerando participar en ensayos clínicos deberían preguntarles a sus médicos si saben de algún ensayo. Deberían visitar sitios como la Red de Acción para el Cáncer de Páncreas (Pancreatic Cancer Action Network) o grupos de apoyo. Deberían hablar con sus pares, y otros médicos, quizás obtener una segunda o tercera opinión de otros médicos que podrían estar informados de otros ensayos clínicos.

“Sabemos que algunos de los tratamientos convencionales que usamos en la actualidad solo dan resultado en un subconjunto de los pacientes. Algunos tienen efectos secundarios desfavorables. Hemos dado pasos importantes, pero queremos mejorar. La mejor forma de hacerlo es probar nuevos tratamientos de manera rigurosa desde el punto de vista científico”, dice Ocean.

Los beneficios pueden extenderse más allá de lo personal, agrega. “Con frecuencia, los pacientes participan porque entienden que no solo podría ayudarles a ellos mismos, sino también a otros pacientes en el futuro”, comenta Ocean. “Agradezco su valentía, altruismo y confianza, y estoy orgullosa del rol que los pacientes han tenido en el avance de las investigaciones, en la expansión de los resultados de tratamiento y en mejorar los desenlaces”.