Comprensión del riesgo que tiene una familia de padecer cáncer de páncreas

Illustration Of DNA Double Helices In Light And Medium Purple On A Dark Blue Background
iStock
Los cambios genéticos hereditarios probablemente desempeñan un papel en la mayoría de los casos de cáncer de páncreas. Por este motivo, los investigadores desean identificar a las personas con riesgo de la enfermedad.

Un paso enorme para ayudar a identificar a esas personas y familias es a través de la investigación destinada no solo a identificar esos cambios genéticos que aumentan el riesgo de las personas. De igual importancia es la investigación para ayudar a desarrollar métodos que los médicos pueden utilizar para identificar a aquellas personas que pueden ser portadoras de esas mutaciones genéticas.

El primer paso son los registros para pacientes y familias, como el National Familial Pancreas Tumor Registry (Registro Nacional de Tumores Familiares de Páncreas) en Johns Hopkins (NFPTR). El registro de Johns Hopkins es un esfuerzo de investigación que ha estado vigente durante más de 20 años, explica la Dra. Alison Klein, directora del NFPTR. “Lo que hemos podido demostrar es que el cáncer de páncreas se hereda o se agrupa en familias y que es probable que haya una causa genética para este agrupamiento”, dice Klein. “El cáncer de páncreas, como todos sabemos, tiene muy mal pronóstico. Por lo tanto, al estudiar a las familias inscritas en nuestro registro, esperamos encontrar algunas respuestas respecto a cómo mejorar los resultados para los pacientes, al igual que lo han hecho en el caso de otros tipos de cáncer”.

En la actualidad, el registro cuenta con aproximadamente 4000 familias inscritas. En algunos casos, las familias tienen más de un pariente cercano a quien se le ha diagnosticado la enfermedad. En otros casos, solo se le ha diagnosticado cáncer de páncreas a un único miembro de la familia. Todos los participantes son esenciales para entender mejor la enfermedad y desarrollar no solo programas de detección precoz, sino quizás planes de tratamiento personalizados.

La genética ayuda a encontrar respuestas

El registro de Johns Hopkins ya ha podido identificar varios genes que predisponen al cáncer de páncreas hereditario. Y fueron de los primeros en realizar ensayos de pruebas de detección precoz.

Entre otros hallazgos, el grupo también ha demostrado que las personas con antecedentes familiares significativos de cáncer de páncreas tienen 9 veces más probabilidades de padecer la enfermedad a lo largo de su vida.

“Lo que estamos haciendo es, de alguna manera, brindar líneas generales para la asesoría y las pruebas de detección genéticas”, dice Klein, y agrega que el grupo desarrolló una herramienta llamada PancPRO para ayudar a determinar el riesgo. “Sabemos cómo se comportan los genes y, junto con la información sobre una familia (quién tiene la enfermedad, su edad, el tamaño de la familia y las causas de muerte), nuestro modelo puede brindar una buena estimación del riesgo de un individuo”, agrega ella.

Posibles responsables genéticos

Los investigadores saben que aproximadamente un 10 por ciento de los casos de cáncer de páncreas se deben a genes hereditarios. Pero el ADN no necesariamente es destino, explica Klein. Esencialmente, si hay un 100 por ciento de certeza de que un individuo es portador de un gen de cáncer de páncreas, el riesgo de esa persona de recibir un diagnóstico de cáncer de páncreas en su vida es solo de aproximadamente un 25 por ciento.

Aunque los investigadores han identificado algunos de los genes responsables de los llamados agrupamientos familiares de la enfermedad, la mayor parte de los genes, más del 80 por ciento, todavía no se han identificado. Algunos de los genes que se han vinculado con el cáncer de páncreas hereditario pueden resultarnos familiares, específicamente el BRCA2, el llamado gen del cáncer de mama. Los investigadores en Johns Hopkins, y otros equipos, han demostrado que hasta aproximadamente un 12 por ciento de los casos de cáncer de páncreas hereditario están relacionados con una anomalía hereditaria en este gen. El equipo de Johns Hopkins también está estudiando grupos específicos de pacientes, como los de origen judío askenazí y afroamericano.

Entre los afroamericanos, que tienen una alta incidencia de la enfermedad y uno de los peores pronósticos, los estudios tempranos sugieren que los factores socioecónomicos y medioambientales, como el fumar cigarrillos, pueden tener importancia. Este grupo también tiene incidencias más altas de pancreatitis y diabetes, cuya conexión con el desarrollo del cáncer de páncreas ya se ha establecido.

Las familias de origen judío askenazí también son de vital importancia para los esfuerzos de investigación del equipo. “La incidencia del cáncer de páncreas en este grupo también es muy alta, y aún no sabemos si es debido a factores hereditarios o medioambientales, por ejemplo, pero es posible que lo averigüemos si estudiamos los antecedentes familiares”, dice Klein.

Una mirada al futuro

En adelante, el trabajo de investigación del registro incluirá la identificación de aquellos genes que hacen que las personas tengan un riesgo superior al promedio, y el desarrollo de formas de usar esos descubrimientos genéticos y biomarcadores de detección precoz para brindar un medio de detección temprana del cáncer de páncreas. Es una tarea monumental, pero Klein cree que finalmente será posible.

“Creo que una de las cosas más importantes que podemos hacer como investigadores es dar a conocer al público el progreso que se está haciendo con respecto al cáncer de páncreas”, agrega ella. “Necesitamos crear conciencia del cáncer de páncreas, y potencialmente involucrar a más pacientes y familias en nuestra investigación. La posibilidad de diagnosticar el cáncer de páncreas en sus etapas tempranas y el tremendo trabajo que se está realizando en cuanto a los tratamientos pueden ser muy importantes a la hora de tratar de combatir esta enfermedad”.

Para obtener más información y ver si usted y su familia reúnen los requisitos para participar en esta investigación, visite el National Familial Pancreas Tumor Registry de Johns Hopkins.

Memorial Sloan Kettering Cancer Center también cuenta con un Pancreatic Tumor Registry. Para obtener más información sobre este registro, lea la historia de Ciencia prometedoraUn registro de personas con riesgo de cáncer de páncreas”.