El medicamento Onivyde da nuevas esperanzas a los pacientes con cáncer de páncreas avanzado

Lab Cylinders, Beakers, Glass Bottles Upside Down On A Drying Rack
Diane A. Reid; National Cancer Institute
Durante años, los investigadores han estado analizando nuevas opciones para los pacientes con cáncer de páncreas avanzado cuya enfermedad ha evolucionado después de los denominados tratamientos de primera línea, es decir, terapias primarias administradas inmediatamente después del diagnóstico.

A fines de octubre del año pasado, los pacientes y sus médicos recibieron buenas noticias.

Fue entonces cuando la FDA aprobó un nuevo medicamento llamado Onivyde como opción de tratamiento de segunda línea para pacientes que previamente habían sido tratados con quimioterapia basada en gemcitabina (Gemzar), que es un tratamiento convencional para la enfermedad avanzada. Onivyde (de nombre técnico irinotecán liposomal inyectable), fue aprobado para su uso en combinación con otros dos medicamentos: fluorouracilo (5-FU) y leucovorina.

Onivyde recibió lo que la FDA llama “estado de evaluación prioritaria”, lo que significa que los expertos tratan de tomar una decisión sobre la eficacia del medicamento en aproximadamente seis meses.

Un nuevo tratamiento convencional para el tratamiento de segunda línea

Pero antes de esta aprobación, los pacientes (y sus médicos), carecían de un tratamiento convencional cuando la enfermedad evolucionaba, explica la enfermera especializada Gayle Jameson, investigadora asociada en HonorHealth Research Institute en Scottsdale, Arizona.

“Este es el primer y único tratamiento de segunda línea aprobado por la FDA para los pacientes, y brinda muchas esperanzas no solo a los pacientes que están luchando contra esta enfermedad, sino también a quienes los tratan”, dice Jameson, quien fue la investigadora principal de HonorHealth en el estudio global NAPOLI-1 en el que se basó la FDA para dar su aprobación. “Esta aprobación de la FDA ofrece un plan de respaldo basado en avances científicos extraordinarios. Estamos entusiasmados”, agrega Jameson.

Onivyde mejora la supervivencia

El estudio NAPOLI-1 incluyó 417 pacientes, todos con cáncer de páncreas avanzado que había evolucionado después de recibir gemcitabina, bien por sí sola o en combinación con otro medicamento.

El ensayo fue diseñado para ayudar a determinar si las personas que recibían Onivyde con fluorouracilo/leucovorina, o solo Onivyde, vivirían más tiempo que las personas que solo recibían fluorouracilo/leucovorina como tratamiento de segunda línea, de acuerdo con la FDA.

Los resultados del ensayo mostraron que los pacientes que fueron tratados con Onivyde en combinación con fluorouracilo/leucovorina en el entorno de segunda línea vivieron en promedio 6.1 meses en comparación con los 4.2 meses de los pacientes tratados solo con fluorouracilo/leucovorina. Los pacientes que recibieron la combinación de medicamentos también mostraron una mejoría en el tiempo de progresión de la enfermedad, que fue de 3.1 meses en comparación con los 1.5 meses de los pacientes que solo recibieron la combinación de fluorouracilo/leucovorina.

Según la FDA, no hubo mejoría en cuanto a la supervivencia de las personas que solo recibieron Onivyde en comparación con las personas que recibieron la combinación de fluorouracilo/leucovorina.

“Mover la aguja en la dirección correcta”

Para las personas que no han combatido el cáncer de páncreas, tener unos meses más de vida podría no parecer un gran avance. Pero están equivocados, dice Jameson.

“Sabemos que el cáncer de páncreas avanzado empeorará en algún momento, pero dos meses de supervivencia pueden cambiar mucho la situación para las personas”, dice Jameson, quien ha trabajado en el campo de la oncología durante más de 35 años.

“Los pacientes quieren esperanza, y también nosotros como proveedores de atención. Esta
aprobación significa que estamos avanzando en la lucha contra esta enfermedad, y eso es lo que importa”.

De hecho, el cáncer de páncreas es conocido por ser muy difícil de tratar. Y a pesar de que hoy es la cuarta causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos, los investigadores prevén que será la segunda causa de muerte por cáncer en Estados Unidos para el año 2030.

“Esta es una enfermedad mortal y aterradora, y nuestra frustración más grande ha sido la incapacidad de darles esperanza a las personas”, dice Jameson. “Con ensayos como NAPOLI-1 y tantos otros en los que estamos trabajando, honestamente puedo decir que este es un momento fascinante en términos de investigación y posibles tratamientos. Estamos moviendo la aguja en la dirección correcta”.

En marzo de 2016, se agregó el método de la combinación Onivyde/fluorouracilo/leucovorina para el tratamiento de segunda línea a las pautas de práctica clínica en oncología de 2016 de la Red Nacional Integral contra el Cáncer con la clasificación de categoría 1, la cual se basa en el nivel más alto de evidencia.