skip to Main Content

Un simple análisis de sangre para la detección temprana de ocho cánceres es prometedor

Un simple análisis de sangre para la detección temprana de ocho cánceres es prometedor
Aunque aún hay muchas preguntas sin responder sobre la enfermedad que llamamos cáncer, algo en lo que los científicos concuerdan es que cuanto antes se detecte el cáncer, mayores son las posibilidades de que se pueda curar.

Cánceres como el de cuello uterino, el colorrectal y el de mama cuentan con mecanismos de detección sistemática confiables como la prueba de Papanicoláu, la mamografía y la colonoscopía, mediante las cuales se puede detectar la presencia de potenciales tumores malignos o cambios precancerosos mucho antes de que se manifiesten los síntomas. Para otros cánceres potencialmente mortales, no hay pruebas de detección disponibles en la actualidad. Eso podría cambiar.

En la publicación del 18 de enero de 2018 de la revista Science, investigadores de Johns Hopkins informaron los resultados de un ensayo que consistía en un simple análisis de sangre para detectar ocho tipos de cánceres comunes, incluidos el cáncer de páncreas, al igual que los de mama, esófago, hígado, pulmón, ovario y estómago, así como el colorrectal. En conjunto, estos cánceres causan más de la mitad de las muertes anuales por cáncer. El análisis también ayuda a identificar la ubicación del cáncer. Varios de estos cánceres, incluidos los de páncreas, hígado, estómago, ovario y esófago, no cuentan con un método de detección sistemática disponible actualmente.

“He participado en unos cuantos estudios, por lo que sé que a menudo las cosas no dan resultado, pero puedo decir que, sin duda, estoy entusiasmada”, expresa la Dra. Anne Marie Lennon, coautora del estudio y profesora asociada de medicina, cirugía y radiología, directora clínica de gastroenterología y directora del Multidisciplinary Pancreatic Cyst Program de Johns Hopkins. “Si bien debemos realizar más ensayos, este es un comienzo increíble. Para nuestros pacientes, y para la población aparentemente sana, esto tiene el potencial de cambiar vidas para bien”.

¿Qué es CancerSeek?

Durante años, los investigadores han buscado formas de desarrollar las llamadas biopsias líquidas, análisis que posiblemente podrían detectar fragmentos de tumores malignos en líquidos corporales como la orina y la sangre. El nombre dado a este análisis de sangre en particular es CancerSEEK, y los investigadores esperan que si los resultados de los ensayos clínicos futuros son tan prometedores como los resultados notificados inicialmente, el análisis podría algún día formar parte de las pruebas de detección de rutina del cáncer y costar solo unos $500.

Mediante el uso de información obtenida de estudios anteriores y de varias décadas de investigación, el equipo de investigación evaluó biomarcadores conocidos de estos ocho cánceres, basándose en la capacidad de los biomarcadores para ayudar a detectar signos de tumores sólidos en la sangre antes de que esos tumores se propaguen a otras partes del cuerpo. “Lo que hicimos fue buscar las combinaciones más eficaces de mutaciones conocidas que podrían ayudarnos a identificar estos cánceres”, explica Lennon, agregando que de estos biomarcadores se desprende ADN tumoral circulante, que básicamente son diminutos fragmentos de ADN en la sangre que se han liberado de las células cancerígenas. “Los investigadores también emplearon biomarcadores proteicos para mejorar la detección de tumores sólidos en fase inicial, que no liberan grandes cantidades de ADN circulante”, agrega la Dra. Lennon.

En general, CancerSEEK detecta más de 2000 mutaciones genéticas y niveles de ocho proteínas diferentes. “Para poder examinar los datos, los investigadores se valieron de tecnologías digitales sofisticadas, o aprendizaje automático, que les permitió ordenar los fragmentos individuales de ADN de forma rápida y económica”, indica la Dra. Lennon.

En el estudio, los investigadores evaluaron CancerSEEK en 1005 pacientes con cáncer diagnosticado, pero cuyo cáncer no se había propagado (metastatizado) en el momento de su inscripción en el estudio. Como grupo de control, los investigadores evaluaron a 812 personas sanas. Uno de los objetivos principales del estudio era determinar si CancerSEEK tenía altos niveles de sensibilidad analítica (la capacidad de un análisis de identificar correctamente a las personas con una enfermedad, o índice verdadero positivo) al igual que de especificidad (la capacidad de un análisis de identificar correctamente a las personas que no padecen una enfermedad, o índice verdadero negativo).

“A fin de que sea verdaderamente eficaz, las pruebas de detección sistemática del cáncer no pueden darles a las personas una falsa sensación de seguridad al no poder detectar el cáncer eficazmente, pero tampoco puede tener un alto porcentaje de resultados positivos falsos, los cuales no solo causan mucho temor, sino que también pueden resultar en pruebas más invasivas y costosas”, explica Lennon.

Los resultados apuntan a los siguientes pasos

Los resultados mostraron que mediante CancerSEEK se detectó el 70 por ciento de los cánceres. Sin embargo, funcionó mejor para detectar ciertos cánceres que otros. La sensibilidad analítica osciló desde un 98 por ciento para el cáncer de ovario y un 70 por ciento para el cáncer de páncreas hasta un 33 por ciento en el caso de los cánceres de mama. Funcionó mejor para detectar cánceres en fases tardías en comparación con cánceres en fases iniciales. Por ejemplo, para los participantes con cáncer en estadio III, mediante el análisis se detectó la enfermedad el 78 por ciento de las veces, el 73 por ciento de las veces en las personas con cáncer en estadio II y el 43 por ciento de las veces en las personas con un diagnóstico de cáncer en estadio I. Solo 7 de las 812 personas sin cánceres conocidos obtuvieron resultados positivos falsos. En los 626 pacientes con cáncer que tuvieron resultados positivos en el análisis CancerSEEK, los investigadores pudieron limitar el origen del cáncer a dos órganos en un 83 por ciento de los pacientes y a un solo órgano en un 63 por ciento.

“Ahora tenemos que realizar un gran estudio prospectivo para evaluar el rendimiento del análisis CancerSEEK en personas sin síntomas”, indica Lennon y agrega que dicho estudio ya está en curso y que tiene planeado inscribir al menos a 10 000 personas.

“En resumidas cuentas, los resultados iniciales son emocionantes, ya que contamos con un análisis no invasivo que combina varios marcadores diferentes para detectar ocho cánceres distintos con una alta especificidad analítica y una buena sensibilidad”, concluye Lennon. “Ese es un gran paso, un paso que apunta en la dirección correcta”.


Back To Top